POLÍTICA

La enmienda de NC desnuda las dos sensibilidades del PSOE

Fernando Clavijo (CC) conversa con Román Rodríguez (NC) y Asier Antona (PP), en el Parlamento. / ANDRÉS GUTIÉRREZ
Fernando Clavijo (CC) conversa con Román Rodríguez (NC) y Asier Antona (PP), en el Parlamento. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

Hay tipos que tienen tantas personalidades que se dejan patillas para aguantar el peso. En política, las contradicciones se contradicen por sí mismas. Con las legislativas nacionales asomando por un horizonte no lejano, los socios del Gobierno de Canarias (CC-PNC y el PSOE) hacen cruces para no perderse por el camino. Si a Coalición le ha salido un grano en forma de pacto electoral de sus aliados con Nueva Canarias, la mitad del Partido Socialista se mira al espejo y no reconoce a la otra. Es como si fueran las dos porciones de un huevo Kinder, relleno de chocolate por fuera y con sorpresa dentro. Paralelamente, Fernando Clavijo disimula y se distancia del PP para no confundir a los votantes potenciales de CC.

Las enmiendas a la totalidad al proyecto de ley de los presupuestos autonómicos son componentes de un termómetro que mide la temperatura ambiental. Ayer culminaba el plazo de presentación de las propuestas. Se registraron tres: PP, NC y Podemos. Por este orden se debatirán el martes 24 de noviembre en el pleno del Parlamento. Como en las cuatro ocasiones de la legislatura anterior, el equipo asesor de Román Rodríguez, generalmente circunscrito a una persona de su absoluta confianza, ha preparado un extenso y detallado documento al que prácticamente le falta el articulado para sustituir la iniciativa del Ejecutivo regional. La argumentación de NC gira alrededor del criterio de que el ajuste paulatino del déficit público “no se debe hacer solo ni principalmente por la vía de la reducción del gasto público”. En su opinión, similar a la del PSOE federal, “han de buscarse fórmulas para incrementar los ingresos, a través de una reforma fiscal de carácter progresivo”. En ese paquete caben el aprovechamiento del Impuesto de Sucesiones y Donaciones -cuya bonificación del 99,9% deja virtualmente sin efecto, medida que ya introdujo José Manuel Soria en 2008-, la tasa turística y una ofensiva contra el fraude fiscal. Nueva Canarias mete presión.

PP y Podemos: algunas coincidencias

Aunque están en las antípodas ideológicas, las enmiendas de devolución planteada por el PP y Podemos a los presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2016 coinciden al menos en dos aspectos: el número de páginas (8, frente a las 38 de NC) y las críticas a la “Administración paralela”. Las diferencias son notorias en materia de fiscalidad. Podemos se equipara a NC en la progresividad, la tasa turística y el rechazo a la virtual supresión del impuesto de sucesiones y donaciones. El PP está más cerca de los postulados de CC.

En relación al cuerpo administrativo, el Grupo Popular no desiste de su régimen de adelgazamiento: “El sector público empresarial, mayoritariamente deficitario, permanece inalterable y únicamente se dedican 23 millones de euros más a los sectores productivos”.

El Ejecutivo de CC-PSOE “sigue negándose a reducir el volumen de la Administración paralela”, expone Podemos. “El gasto en sueldos de miembros del Gobierno y altos cargos (aumenta el 12%) y asesores y personal eventual (crece el 4,5%) se eleva hasta los 8,4 millones”.