SANTA CRUZ

¿Es Santa Cruz una ciudad para las bicis?

Avenida 3 de Mayo. / F.P. Avenida de Anaga. / F.P. Avenida Príncipes de España. / S.M. Avenida Asuncionistas-Rambla. / F.P. Avenida Benito Pérez Armas. / F.P. José Hdez.-Mercado-Valentín Sanz. / F.P.
<
>
José Hdez.-Mercado-Valentín Sanz. / F.P.

Más de 60 ciudades españolas han hecho de la bicicleta una forma más de transporte, dedicando carriles exclusivos o adaptando los ya existentes para que coches y ciclistas puedan convivir en paz y sin riesgo. En Santa Cruz de Tenerife aún se está muy lejos de conseguir objetivos como los de Barcelona, Madrid, Málaga o San Sebastián, pero al menos ya hay ocho kilómetros de carril bici (seis de ellos paralelos a la costa y otros dos en la avenida de Los Majuelos) y un extenso espacio en el Plan de Movilidad de la capital dedicado a diagnosticar y aplicar soluciones futuras a una ciudad que apueste por otro tipo de desarrollo más sostenible. En este documento que debe regir los destinos circulatorios de la capital tinerfeña se recoge que el municipio genera y atrae 67 viajes al día en bici, que junto con los que se realizan a pie, suman 81.333 viajes diarios motorizados. Esto supone que solo el 0,1% de estos desplazamientos se realiza en bicicleta. Dar la vuelta a esas cifras para que Santa Cruz sea una ciudad sostenible y abierta a estos vehículos es uno de los retos del Plan de Movilidad, pero también de proyectos como el de Sunbike, un servicio de transporte urbano de alquiler de bicicletas inteligentes que se recargan con energía solar en su propio aparcamiento y que no requiere de obra civil para su implantación. La empresa Alondra, en colaboración con Atos, pretende instalar en la ciudad, hasta 56 puntos de estacionamiento con 400 bicicletas. Pero antes, la capital tiene que dar un salto cualitativo y cuantitativo en lo que a carriles bici se refiere.

Desde el Ayuntamiento se reconoce que en estos momentos no puede hablarse de un auténtico carril bici que llegue hasta Las Teresitas porque es indiscutible que lo que hay se interrumpe en numerosos puntos. Por este motivo, desde el área de Infraestructuras se señala que para el próximo año se trabajará en la adecuación del tramo entre el Club Náutico y Valleseco, a la vez que han solicitado al Cabildo de Tenerife que incluya en su planificación de costas y carreteras el carril desde Las Teresitas hasta Valleseco. De esta forma se pretende agilizar la conclusión de esta promesa electoral que el alcalde, José Manuel Bermúdez, realizó allá por 2011 y que hablaba de un carril desde Añaza hasta Las Teresitas. De momento, según detalló el edil del área, José Alberto Díaz-Estébanez, “lo más inmediato es la adaptación del carril a la altura de la batería de San Francisco, fundamentalmente porque soluciona un problema de seguridad en este punto donde se hace peligroso el paso entre peatón y ciclistas”.

Reconoce el edil que “no es lo más llamativo, pero al menos damos plena conectividad hasta el Palmetum”. Será ya el año que viene cuando se dé el siguiente paso. “La idea es completar los eslabones de esta cadena en estos cuatro años y dejar planificado otro avance muy importante que es la llegada hasta Añaza de cara al futuro”.

Díaz-Estébanez admite que la promesa original de Bermúdez tiene un inconveniente, y es que “este tramo tiene que ir en concordancia con la planificación territorial del tren del Sur, no con la ejecución material del tren, sino con la planificación y reservas de suelo”. Este es el principal motivo, admite el concejal, de que no se presupueste en las cuentas municipales para los próximos años, “sabemos que no podemos ejecutarlo materialmente, por tanto es ilógico hacer una reserva presupuestaria”.

El edil de Obras admite que cuando se pueda completar la cadena, “supondrá un gran avance para el transporte en bicicleta en la ciudad”, pero, asegura, “no es lo único que queremos hacer con la bici en la ciudad; el carril nos permitirá ganar la costa y la parte llana de la ciudad, pero queremos ir ganando terreno hacia arriba y eso lo desarrollaremos con el Plan de Movilidad”.

Itinerarios
Y en ese documento se establece como primer paso la identificación de los itinerarios ciclables, aquellos conformados por vías cuya amplitud permite acoger a los ciclistas sin problemas de espacio. Como ejemplo, el documento cita la Rambla de Santa Cruz o la avenida Príncipes de España. Considerando que las vías ciclables son aquellas que cuentan con aceras de 2,5 metros de ancho y no presentan pendientes superiores al 5%, el Plan focaliza en la zona centro de la ciudad esta red de carrilles susceptibles de ser adaptados. El objetivo que se marca el Plan de Movilidad es que la red alcance una longitud de 48 kilómetros (43,5 de carril bici y 4,6 de itinerario ciclable). Para ello se hace necesario además facilitar el acceso a las bicicletas distribuyendo por la ciudad aparcamientos. Dada la pendiente de las calles de Santa Cruz, el intercambio modal entre la bici y el resto de modos de transporte se convierte en vital para fomentar el uso de la primera, facilitando aparcamientos para bicicletas en los principales puntos de trasbordo, como el intercambiador de Santa Cruz o las paradas del tranvía. Inicialmente se estiman 23 estaciones y 246 bicicletas urbanas .

Redes
La propuesta que el Plan de Movilidad hace para conseguir una red de carriles bici que conecten los distintos puntos generadores-atractores de usuarios pasa por implantar ejes ciclables en los cuatro distritos. Así un primer eje discurriría por la avenida Asuncionistas y la Rambla de Santa Cruz. Un segundo por José Hernández Alfonso, el Mercado Nuestra Señora de África, Valentín Sanz y la calle Santiago. El tercero es el ya existente de la avenida Anaga. El cuarto por la avenida 3 de Mayo y otro más, el quinto, por Benito Pérez Armas y su continuidad por la avenida de Venezuela. El último de estos ejes discurriría por Príncipes de España y su prolongación hasta Benito Pérez Armas por Simón Bolívar.

En Anaga se propone la ampliación del carril bici existente hasta la Las Teresitas. También se propone continuar el carril de Los Majuelos, hasta el estadio de Tíncer. En el Suroeste se propone un carril por la avenida Las Hespérides.

El proyecto Sunbike lo ofrece casi todo

Moverse en bicicleta por Santa Cruz resulta fácil si el recorrido se hace por la parte baja, en paralelo a la costa. Los que más en forma están se atreven a pedalear hasta El Toscal y los más valientes hasta el barrio de La Salud si hace falta. Proyectos como el de Sunbike busca que todos puedan circular en bici por donde quieran en la ciudad. Carlos Roca es el responsable de comunicación de Alondra, la empresa que se ha dirigido al Ayuntamiento para proponer la instalación de un sistema de bicicletas de alquiler, que funcionan con energía solar y que se pueden alquilar. Roca detalla de los beneficios de un sistema en el que los turistas no son el objetivo, sino “ofrecer un servicio urbano de movilidad sostenible”. El sistema en cuestión presenta todas las características que el Plan de Movilidad señala como necesarias para incentivar el uso de la bicicleta. Proponen 56 aparcamientos y la puesta en funcionamiento de 400 bicicletas (duplican las cifras del Plan). Las bicis llevan baterías incorporadas que les permiten acumular energía solar para circular cuando no hay sol y además un soporte para el móvil, a través del cual se podrá acceder a multitud de servicios, ya sean mapas de la ciudad, guías de restaurantes, tiendas o comercios. El usuario podrá coger la bicicleta en cualquiera de los aparcamientos y dejarlo en otro. Se accede al servicio a través de una aplicación móvil que proporciona un código QR una vez hecho el pago y que a su vez desbloquea la bicicleta. “La idea es que haya bonos de 38 euros al año para usar tantas medias horas como se quiera y luego bonos semanales o pases diarios para usuarios ocasionales y turistas”, detallan desde Alondra. Para que esto sea una realidad es necesario que el Ayuntamiento facilite su instalación y buscar la fórmula de colaboración con la empresa privada. Roca confía que ya el próximo año se pueda realizar la primera prueba de este sistema único en el mundo.