TRIBUNALES

Garrido pide a gritos más medios para la Fiscalía

El fiscal superior de Canarias, Vicente Garrido, reclamó ayer a modo de “voceada a gritos” el aumento de personal en la Fiscalía con el fin de que al menos se llegue a un secretario por cada fiscal, ya que hay 120 fiscales por 103 funcionarios. En una comisión parlamentaria en la que dio cuenta de la memoria de la Fiscalía correspondiente a 2014, dijo que hay un “desequilibrio” en la estructura y, pese a ello, destacó que funciona “rigurosamente bien a costa de sacrificio y esfuerzo”.

Garrido insistió en que la falta de personal “se va a dejar sentir más que nunca” con la entrada en vigor de la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal, ya que a los fiscales, que no llevan la instrucción de los procedimientos, se les va a pedir “estar pendientes” de que el plazo no venza. “Si nuestra estructura de oficina era escasa, será esencial un funcionario por fiscal a partir de la reforma que entra el 7 de diciembre”, señaló.

Sobre la memoria, el fiscal jefe regional detalló que se gestionan unos 300.000 asuntos al año, con más de 13.600 escritos de acusación, lo que demuestra, en su opinión, el “enorme trabajo” de la Fiscalía, al tiempo que ha subrayado que 8.480 acabaron en juicios rápidos y 6.670 en condena.

En opinión de Garrido, aunque hay “retraso” en la administración de justicia, hay “agilización”, y los juicios rápidos, que “empezaron con tantas críticas”, se han revelado como una herramienta “eficaz”, si bien pidió una “reflexión” porque apenas poco más del 4% de los asuntos que tramita la Fiscalía acaba en acusación. “Un sistema que presta tanto tiempo cuyo resultado final no llega al 10% debe ser objeto de reflexión”, recalcó el jurista. También insistió el fiscal jefe de Canarias en que hay una administración de Justicia “excesivamente burocratizada” y que quizás no sean necesarios tantos partidos judiciales y sí más juzgados especializados, lo mismo que un nuevo edificio para la Fiscalía en Santa Cruz de Tenerife, aunque reconoció las mejoras alcanzadas con la incorporación de un edificio cercano.

Educación y valores
En cuanto a violencia de género, remarcó que es una “lacra” con muertes de mujeres que “duelen en el corazón”, si bien dijo Garrido que es la “punta del iceberg”, ya que a diario hay amenazas, coacciones y un trato degradante a la mujer. En su opinión, los juzgados de violencia sobre la mujer “están funcionando” pero los resultados “no son los apetecidos”, y por ello, aunque reclamó más juzgados especializados, advirtió de que hay un problema de “educación y valores”, y corresponde “a todos” cambiar la dinámica, ya que es “preocupante” el aumento de las coacciones y amenazas entre los adolescentes.

Acerca del asesinato de Iris Francés en Tenerife a manos presuntamente de su expareja -se le denegó la orden de protección-, pidió “extremar más” el “celo profesional” para que sirva de “alerta” y evitar que se llegue a las últimas consecuencias y eso no pasa, a su juicio, por decretar siempre órdenes de protección, porque ha habido muertes también en estos casos.