MOTOR

Golf vitaminado

Volkswagen dotó esta unidad de nuevos parachoques, frontal y trasero. / DA
Volkswagen dotó esta unidad de nuevos parachoques, frontal y trasero. / DA

Para aquellos conductores más deportivos, Volkswagen puso a la venta la cuarta generación del Golf R, dotado de un motor TSI de 2.0 litros con 300 CV y disponible con cambio manual o automático DSG de doble embrague y seis velocidades, que transmite la fuerza a las cuatro ruedas por medio del sistema de tracción total 4Motion.

Su potente motor acelera de 0 hasta los 100 km/h en 5,1 segundos (4,9 con el cambio DSG) y puede alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h limitada electrónicamente.

Su consumo de media se eleva hasta los 6,9 litros de gasolina por cada 100 kilómetros (el 18% menos que su predecesor) y sus emisiones se sitúan, en la versión automática, en 159 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

De esta manera, la variante más potente de la gama Golf posee 30 CV más que su antecesor gracias al propulsor de dos litros TSI sobrealimentado que posee. Así se explica que llegue a los 300 CV. Un dato a tener muy en cuenta: el aumento de potencia se traduce en mayores prestaciones, pero a la vez se ha conseguido reducir consumos y emisiones ganando en torno al 18% más de eficiencia.

Volkswagen ha dotado a esta unidad de nuevos parachoques, tanto frontal como trasero, de un nuevo estilo de entradas de aire, faldones laterales y llantas de aleación de 18 pulgadas con neumáticos de perfil bajo. Quizás la seña de identidad más destacable del nuevo modelo la encontremos en la zaga, en la parte baja, donde sus cuatro salidas de escape cromadas y el difusor inferior le confieren ese aire deportivo.

Tanto en la versión de tres como en la de cinco puertas, el faldón delantero es muy deportivo y de dimensiones bastante más grandes que en el Golf normal. Tiene tres entradas de aire de gran tamaño y sobre las laterales están situadas las luces diurnas de led.

De serie estará equipado con faros delanteros bixenón y pilotos traseros oscurecidos también de led.

Asimismo, el interior transmite la sensación de estar conduciendo una auténtica fiera de la carretera. Posee asientos deportivos exclusivos tapizados en tela y Alcántara, aunque opcionalmente puede optarse por cuero y Alcántara, volante deportivo de cuero de tres radios y palanca de cambios R, pedales metálicos, nueva luz ambiental, climatizador automático y un sistema multimedia con pantalla táctil y control de crucero entre otros.

El nuevo Golf R está disponible, en opción, con la segunda generación del sistema de control de chasis variable DDC que ofrece tres modos de conducción: comfort, normal y sport.

Su precio de partida es de 39.230 euros para la variante con el cambio manual de seis velocidades y 41.410 euros si se quiere elegir con el cambio automático de doble embrague DSG, también de seis relaciones. Está disponible en los concesionarios de Volkswagen en Canarias.