economía

Greenpeace presenta un plan para el 100% de renovables en Canarias

Los activistas de Greenpeace y, de espaldas, un representante de Endesa, en el acto como público. | A. GUTIÉRREZ
Los activistas de Greenpeace y, de espaldas, un representante de Endesa, en el acto como público. | A. GUTIÉRREZ

Greenpeace lo tiene claro: lograr el 100% de energías renovables en el Archipiélago en 2050 solo depende de la voluntad política, no de impedimentos técnicos. Ayer, la organización ecologista defendió su propio plan para lograr este objetivo, plasmado en el informe [R]evolución Energética para las Islas Canarias, en el que no tiene lugar el gas natural licuado, defendido por el Gobierno regional como una fuente de energía de transición.

Con este informe, elaborado para la ONG por la Agencia Espacial Alemana y con datos de Red Eléctrica de España, el grupo ecologista considera demostrada la viabilidad técnica de generar dentro de 35 años toda la electricidad consumida en Canarias sin usar petróleo, ahorrando en ese proceso 42.000 millones de euros hasta el año 2050, con una inversión de unos 20.000 millones, y a un coste que pasaría de los 23 céntimos por kilovatio/hora actuales a 14 céntimos.

En la presentación del informe, celebrado en la sala MAC de la capital tinerfeña, la responsable de Energía de Greenpeace, Marina Bevacqua, aseguró que, pese a que el presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo, se adhirió a esta campaña de 100% renovables para 2050 como promesa electoral, si finalmente no da marcha atrás a la introducción del gas, “Canarias no podrá alcanzar ese objetivo”.

“El gas ralentizará el avance de las renovables en Canarias, es una costosa inversión que no tiene sentido, porque se tardaría además muchos años en pagarla, y no es la mejor opción ni económica ni ambientalmente”, enfatizó la activista. También indicó que el Gobierno de Rajoy “no ha hecho más que poner freno a las renovables”. Sobre los riesgos para garantizar la continuidad del suministro con 100% renovables, destacó que se pueden minimizar con las interconexiones de los sistemas eléctricos insulares, el uso de baterías y otros sistemas de almacenamiento, turbinas que usen hidrógeno y otros métodos. “Canarias tiene una oportunidad única de cambiar de modelo, es el momento”, apuntó.

La estadounidense Emily Rochon, también de Greenpeace, apuntó que en el estudio se aboga por el transporte eléctrico en Canarias, hasta el 30% en la primera fase, y por una reducción de la demanda total el 37% con medidas de ahorro y eficiencia.

En la rueda de prensa participó el joven Azarug Justel, seleccionado por la ONG para la campaña Héroes Anónimos del Clima. Intervinieron también desde el público un representante de Endesa y un portavoz de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, Antonio Cabrera.

EL GOBIERNO REGIONAL NO DARÁ MARCHA ATRÁS AL GAS
El presidente del Gobierno canario , Fernando Clavijo, defendió la introducción del gas porque sus ventajas son “incuestionables”, entre otras razones, porque las emisiones de C02 son el 30% inferiores a otros combustibles fósiles como el petróleo. En respuesta parlamentaria a la diputada Concepción Monzón, de Podemos, dejó claro que el debate “no es gas contra renovables, sino petróleo o gas”, que, dijo, es una energía “mucho más económica, respetuosa con el medio ambiente y mucho más eficiente”. En cualquier caso, aclaró que el futuro del modelo energético de Canarias pasa por alcanzar el objetivo de 100% energías renovables en el año 2050. Monzón rechazó la introducción del gas en Canarias porque, afirmó, contamina y el suministro de combustibles fósiles crea dependencia.