SUR

No hay nichos para tanto finado

Cementerio de Igueste, uno de los tres con los que cuenta Candelaria. / DA
Cementerio de Igueste, uno de los tres con los que cuenta Candelaria. / DA

Hoy, día de Todos los Santos y mañana, día de los Difuntos, los cementerios serán protagonistas en toda la Isla, engalanándose de flores para honrar a los seres queridos que ya no están. En contra de lo que cabría pensar, al aumentar considerablemente en los últimos años las incineraciones, lo cierto es que en casi todos los camposantos de los 13 municipios del sur de la Isla hay demanda de nichos, de ahí que en muchos casos se estén proyectando ampliaciones de los mismos, como por ejemplo en Arona, donde un municipio con casi 90.000 habitantes solo cuenta con un cementerio y urge la construcción de un centenar de nichos, al quedar hoy solo una decena libre.

Sorprende que un municipio tan extenso cuente con un único camposanto, el de Santa Salomé, en el casco, de ahí que con sarcasmo, el vecino de Los Cristianos o Las Galletas, por ejemplo, utilice la frase “Nos vemos en Arona”, cuando se refieren a la llegada de la muerte.

Las posibilidades de crecimiento de la instalación actual están muy limitadas, así que se está estudiando la mejor ubicación para construir un nuevo cementerio.
Al contrario de lo que ocurre en Arona, en Candelaria se dispone de tres cementerios, Santa Sabina (caso), San Francisco (Igueste) y San José (Barranco Hondo), sin que por el momento se necesiten ampliaciones, después de las realizadas en los últimos años, con la incorporación de nichos de gran tamaño.

También cuenta con tres camposantos el municipio de Santiago del Teide, con uno en el casco, otro en Arguayo y otro en Tamaimo, el más grande de todos al ser depositario de los finados de Los Gigantes y Puerto Santiago.

Está prevista la ampliación en breve del cementerio de Guía casco, unos 140 nichos nuevos (entre osarios, nichos normales y algunos de grandes dimensiones).  / DA El cementerio más masificado es el de Arona, el único del municipio. / DA El Cabildo, a través del Área de Cooperación Municipal, realizará la ampliación y mejora en el cementerio de Vilaflor, con una inversión que supera los 1,2 millones de euros. / DA El Ayuntamiento de Santiago del Teide ha creado una comisión para la compra de terrenos para comenzar la construcción de nuevos velatorios en el cementerio de Tamaimo, que es el que aglutina mayor población. / DA Las ampliaciones se hacen necesarias. / DA Futuro crematorio en Adeje. / DA
<
>
El Ayuntamiento de Santiago del Teide ha creado una comisión para la compra de terrenos para comenzar la construcción de nuevos velatorios en el cementerio de Tamaimo, que es el que aglutina mayor población. / DA

Cuentan con más de un cementerio los municipios de Arico (en Arico Nuevo y Villa de Arico), Güímar (casco y El Escobonal), Guía de Isora (casco y Chío) y Santiago del Teide (Tamaimo y casco), el resto de municipios solo dispone de un cementerio y en ninguno de ellos existe crematorio, excepto en Adeje, donde están pendientes de la homologación del horno para inaugurarlo el próximo año.

El Ayuntamiento de Arona está trabajando para que se construya en su municipio -se habla de la zona industrial Parque de la Reina- un tanatorio comarcal con crematorio que incluya un espacio para proponer la inclusión de una delegación del Instituto Anatómico Forense para la zona Sur.

Camposanto de Güímar. / DA
Camposanto de Güímar. / DA
El concejal de Urbanismo de Arona, Luis José García, explica que en su municipio “conviven personas de muchas culturas con diferentes ritos funerarios, pero carecemos de crematorio y de un servicio para autopsias, que se concentran en Santa Cruz. Esto obliga a desplazamientos y costes que se podrán evitar con esta iniciativa, más importantes si cabe en un hecho tan sensible como es la pérdida y despedida de un ser querido”, explica el concejal.

En Granadilla de Abona se dispone de un solo cementerio municipal, ubicado en el casco de Granadilla. El Ayuntamiento cuenta con un plan director, y cada dos años se realiza una fase de ampliación; el pasado año se realizó la décima, que incluyó 208 nichos más.

Güímar cuenta con dos cementerios, uno en el casco y otro en El Escobonal. El primero de ellos ha sufrido recientemente una rehabilitación, con un nuevo panteón, y está prevista una ampliación, pese a que se han vaciado nichos alquilados en su día. Es uno de los pocos cementerios que cuenta con cámaras de seguridad, debido a los robos y destrozos que se han producido durante los últimos años. El camposanto de El Escobonal cuenta con una capacidad óptima y no requiere ampliación.

La adaptación de los velatorios no se ha llevado acabo, porque Güímar es uno de los municipios que ha impulsado el cambio o derogación de la nueva Ley de Sanidad Mortuoria en la última reunión de la Fecam, entre otras razones porque muchas de estas criptas o velatorios son de propiedad de las parroquias y no municipales, como es el caso de todos los cementerios del Sur.

Uno de los ayuntamientos que ya ha comenzado a adaptar sus velatorios (los de Barranco Hondo, Malpaís e Igueste) a la nueva Ley es Candelaria, mientras algunos, como Guía de Isora, discuten la obligatoriedad o no de la norma.

El próximo año habrá crematorio

Con el objeto de dotar al cementerio municipal de todos los servicios que demanda la sociedad adejera, el Ayuntamiento ha previsto la instalación de un horno crematorio, que se prevé esté operativo para el año que viene, una vez finalizado todo el procedimiento que conlleva una instalación de este tipo, en la que ha participado activamente la comunidad hindú del municipio, después de no poder instalar el crematorio cerca de lo que hoy es el Magma. Asimismo, se ha proyectado la ampliación del camposanto con la construcción de 232 unidades de nicho columbarios de hormigón armado. Además de la renovación de la pintura, la plantación, mantenimiento y poda de diferentes tipos de vegetación en los patios y diversos elementos decorativos y arreglos florales distribuidos por la zona, otro de los elementos necesarios de los que consta este proyecto de mejora es la realización de una rampa que comunica los desniveles del camposanto, a fin de ser utilizado en los cortejos fúnebres que se realizan en el cementerio.