BALONCESTO

Intensidad en defensa y ataque

Presentacion de Salva Arco, nuevo jugador del Iberostar Tenerife. / S.M.
Presentacion de Salva Arco, nuevo jugador del Iberostar Tenerife. / S.M.

Con ganas de aportar su “agresividad en defensa y ataque” al equipo. Así se presentó Salva Arco, nuevo jugador del Iberostar Tenerife, ante los medios de comunicación en la jornada de ayer. Tras jugar con el Ratiopharm Ulm, el catalán aceptó la propuesta del conjunto insular porque “cuando estás lejos, valoras más el nivel de baloncesto que hay en España”.

Arco jugaba en Bundesliga y Eurocup, además, el Ulm quería que continuara en su disciplina, pero el jugador tuvo claro que la opción tinerfeña era la que realmente quería: “A Alemania fui con un contrato temporal y al finalizar ese plazo el club me propuso una vinculación de un par de meses más, pero me llegó la oportunidad de jugar en Tenerife, al que sigo desde la LEB y veo que, cada vez, es un club más importante, así que tuve poco que pensar”. A pesar de la distancia, Salva seguía las evoluciones del Iberostar Tenerife, “extrañado” por su mal inicio al contar con una plantilla “compensada y potente”. “Me sorprendieron las primeras derrotas y estaba convencido de que era cuestión de días el que pudiera conseguir el primer triunfo. Por suerte llegó frente al Gran Canaria y creo que si se siguen haciendo las cosas como hasta ahora seremos un equipo competitivo y no tendremos problemas para conseguir la permanencia. El resto se verá con el tiempo”.

Pero no ha sido un camino sencillo para Salva Arco desde que acabó el pasado curso. Primero logró el ascenso deportivo con el Ourense, hasta que los gallegos no pudieron ser de ACB en los despachos. El escolta había confiado en esta posibilidad, por lo que se encontró sin equipo.

Lejos de lamentarse, hizo las maletas para entrenar en pretemporada con el Fenerbahce, uno de los clubes más potentes de Europa: “Fue una experiencia increíble poder entrenar con Obradovic, posiblemente el mejor técnico de la historia del baloncesto europeo. Allí te das cuenta también del gran nivel que tiene el jugador español y de la suerte que tenemos de que en España el baloncesto sea el segundo deporte, solo superado por el fútbol”.

Entrenar en Turquía, jugar en Alemania y, ahora, competir para una afición “increíble” como calificó a los seguidores aurinegros el jugador catalán: “Este público de Tenerife es espectacular. Lo pudimos ver el otro día, fue un derbi, con todo lo que eso conlleva, pero, aun así, la gente aquí se involucra mucho con el jugador. Es una suerte poder disfrutar a esta afición como local”.

Además, reconoció conocer “a todos” sus nuevos compañeros, ya sea por compartir vestuario o enfrentarse a ellos, menos a Abromaitis, del que le hablaron “en Alemania”.

El jugador, junto a Félix Hernández. / SERGIO MÉNDEZ
El jugador, junto a Félix Hernández. / SERGIO MÉNDEZ

Curtido en LEB
Arco, un jugador con gran pasado en LEB, es la última apuesta de un club, el canarista, que se ha apoyado siempre en esta competición a la hora de reforzarse para la ACB.

Los aurinegros son el segundo club, únicamente superados por Estudiantes, a la hora de contar con deportistas que se han curtido en la máxima competición de la FEB. Hasta cinco jugadores, Richotti, Blanco, San Miguel, O’Leary y el propio Arco despuntaron en la mejor LEB.

Llama la atención que Real Madrid y FC Barcelona tengan hasta tres jugadores con pasado LEB, y es que muchos no recuerdan cómo Andrés Nocioni vistió en su día la camiseta del Manresa, la misma que Sergio Llull. Lo mismo sucedió con Brad Oleson, del FC Barcelona, que incluso compitió en la antigua LEB 2 de la mano de un Rosalía de Castro del que le costó salir rumbo al Fuenlabrada de la ACB antes de hacer las maletas camino del Palau Blaugrana.