iberostar tenerife> LA actualidad

Inyección de optimismo

Txus Vidorreta. | FRAN PALLERO
Txus Vidorreta. | FRAN PALLERO

Optimista y visiblemente feliz. Así se presentó Txus Vidorreta en la sala de prensa del Pabellón Insular Santiago Martín para ser presentado. El vasco, que no paró de alabar al club y a sus nuevos ayudantes por “el gran partido” llevado a cabo por los canaristas en Málaga, reiteró que los cimientos del CB Canarias son “muy sólidos” y que su vestuario está “muy bien anímicamente”, como queriendo acabar de un plumazo con los últimos comentarios pesimistas surgidos después de cinco encuentros sin conocer el triunfo. Vidorreta llega con “el subidón” de haber ganado el Europeo con España y eso se nota.

BUENAS SENSACIONES
Vidorreta reconoció que en solo una semana han pasado “muchas cosas” después de hablar con Aniano Cabrera de la posible salida de Alejandro Martínez: “Nos reunimos un miércoles y el jueves lo teníamos arreglado. Claro que con gente que tratas, conoces y sabes de su seriedad es más fácil llegar a un acuerdo”.

Admitió estar “sorprendido” por la baja de un Xavi Rey con el que habló para que no se marchara, siendo “imposible” que se quedara: “Le dije que contaba con él, que iba a jugar, pero si él quiere marcharse por cuestiones personales, obviamente, ahí no puedo hacer nada. Me gusta la plantilla, a pesar de esa baja me gusta mucho este equipo”.

El vasco reconoció que su nuevo cuerpo técnico dio “varios pasos adelante” con la salida de Alejandro Martínez y aclaró que espera “reforzar” a la plantilla una vez la misma esté recuperada de sus diferentes lesiones: “Creo que el equipo tiene problemas físicos, es su principal problema. No quiero decir que hayan tenido mala preparación ni cosas así, digo que los problemas de lesiones que han tenido han impedido al club poder competir a mayor nivel. Entre Saúl Blanco, Nico Richotti y Rodrigo San Miguel han completado, de 43 sesiones de pretemporada, que si multiplicamos por tres son 129, solo 25, no llega ni al 20%. Cuando ya están dando esa forma llega la baja de Blagota, la salida de Alejandro y la de Xavi… Veo a un equipo y un club muy vivo, así que, como siempre digo, correr es de cobardes y yo estoy convencido de que hay buen equipo y buen ánimo”.

Preguntado por la imagen dada por el Iberostar Tenerife en el Martín Carpena, Vidorreta dijo ver “a un equipo con mucho corazón”, con un cuerpo técnico “muy implicado”: “Si hubiera sido yo el entrenador, casi sin conocer al equipo, seguramente no hubieran firmado ese partido. El estado anímico del grupo es bueno, en Málaga competimos con todo, a pesar de las diferencias a favor que tuvo Unicaja, y en la prórroga hubo una jugada dudosa que parecían dos tiros para nosotros y fueron para ellos. La quinta falta de Tim acabó con las opciones”.

De manera clara, Vidorreta señaló que “individualmente, pero no colectivamente”, a la plantilla le ha afectado la marcha de Alejandro Martínez, algo que consideró “normal” después de haber dirigido tantos cursos a la primera plantilla de la entidad: “He visto un buen entrenamiento el viernes, un buen partido en Málaga. Los jugadores sienten la salida de un entrenador que ha sido, y seguirá siendo, santo y seña en el CB Canarias”.

Sin Rey, las miradas se fijan en la posibilidad de la llegada de un nuevo interior, que pueda acompañar a los que ya están. Petit Niang, que fue titular en Málaga, cuenta, aunque con la paciencia necesaria: “Me gustó mucho el viernes, cuando lo pude ver entrenar. Más de la mitad del entreno lo hizo con un nivel muy alto. Me pareció valiente y acertado Marco Justo al darle la titularidad, pero debemos esperar a que se confirme. Contamos con él para los entrenamientos y, en la situación actual, para el próximo encuentro”.

Vidorreta espera por Sekulic, que ayer se sometió a diferentes pruebas médicas, a la espera de que pueda volver a jugar. Según el preparador aurinegro, “si por él fuera ya estaría”, pero recalcó la necesidad de “no precipitarse” tratándose de una lesión muscular con las complicaciones que conllevan.

Otro de los jugadores que sigue entre algodones es Saúl Blanco, recuperado ya de su grave lesión sufrida el año pasado pero que ahora, debido precisamente a esa inactividad, tiene problemas en su rodilla derecha, lo que complica su participación frente al Herbalife Gran Canaria: “Le hemos ganado mucho tiempo a esa recuperación, pero eso provoca que se vea con unas molestias y tenemos que analizar detenidamente todo y seguir haciendo pruebas. Además, él tiene que afinar en esa puesta a punto para que esas molestias remitan lo antes posible”.

Otro de los aspectos que tiene claro Vidorreta es que “antes de hablar de estilos de juego”, lo “más importante” pasa por conseguir el primer triunfo de la temporada. Para ello se ha apoyado en Alejandro Martínez, que le acabó por decidirse que fuera Marco Justo el que dirigiera al equipo en Málaga, y con el que se reunió la pasada semana: “Tuve una reunión con el cuerpo técnico y con él. Lo vi bien, tranquilo y sereno, solo puedo tener palabras de agradecimiento”.

En lo personal, calificó su fichaje como “una vuelta a casa” y recordó lo mucho que le gusta dirigir en Tenerife: “Recuerdo partidos en el Ríos Tejera donde la presión era tremenda y aquel grito de ‘Canarias, ¡Sí! ¡Sí! ¡Sí!’ que, quien me conoce, sabe que seguía cantando una vez acabado el partido hubiera ganado o perdido”.

El próximo domingo, a partir de las 18.00 horas, frente al Herbalife Gran Canaria en el Santiago Martín, Vidorreta podrá comenzar a transformar en realidad el optimismo que consiguió transmitir ayer con sus palabras.

SABER MÁS
Nacimiento: 20 de junio de 1966
Debut:Comenzó dirigiendo las categorías inferiores del extinto Caja Bilbao.
Trayectoria profesional: Bilbao Patronato (LEB); UB La Palma (EBA y LEB2); Bilbao Basket (LEB2, LEB y ACB); Lucentum Alicante (ACB) y Estudiantes (ACB).
Palmarés: Campeón en EBA con La Palma y de la LEB 2 con el Bilbao Basket, equipo con el que ascendió hasta la ACB; conquistó la medalla de oro en el pasado Europeo siendo ayudante de Sergio Scariolo.
8 años:
Por casualidad. Comenzó a jugar a baloncesto con ocho años. Tiempo más tarde, su entrenador, que dirigía también al primer equipo de su club, el Patronato, le pidió que fuera él quien dirigiera al grupo. Ser entrenador acabó por engancharle.
Gracias a un currículum. Vidorreta ha reconocido que, con 25 años, envió un currículum al Caja Bilbao, donde lo aceptaron. Solo cinco años después entrenaba al primer equipo.
9 años:
Ídolo en Bilbao. De 2001 a 2010, Txus Vidorreta dirige los destinos del Bilbao Basket, club al que ascendió de LEB 2 a ACB. Abandonaría el club en enero de 2010.
Exigente. De carácter afable y cercano, le encanta una buena conversación y es sumamente exigente en los entrenamientos, en donde pide a cada jugador lo mejor de sí. También a los canteranos, en los que se fija mucho.
Involucrado. Tanto en La Palma, Bilbao, Alicante o Estudiantes, todos hablan de un técnico al que le gusta estar en continua relación con el club y sus empleados, tratando de involucrarse lo máximo posible en su día a día.
Incomprensible. Pocos entendieron el pasado verano que el Estudiantes no renovara el contrato que unía al club con Vidorreta. El vasco se unió al cuerpo técnico de la selección española, con la que logró la medalla de oro tras un mal inicio de campeonato.