TENERIFE

La Isla busca una segunda vida para el plástico

El Cabildo concede suelo en el Complejo Ambiental de Arico a una empresa que aspira a reciclar 8.000 toneladas al año de residuos. / ANDRÉS GUTIÉRREZ
El Cabildo concede suelo en el Complejo Ambiental de Arico a una empresa que aspira a reciclar 8.000 toneladas al año de residuos. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

Desde hace varios años el Cabildo de Tenerife ha impulsado la puesta en marcha de un polígono para la ubicación de industrias dedicadas al reciclaje, con el fin de facilitar un nicho de empleo en materia de sostenibilidad y ampliar el abanico de residuos que se pueden recuperar. Hasta el momento, este suelo -ofertado en unas condiciones ventajosas desde el punto de vista económico- ha sido utilizado por una única entidad, Ewaste, dedicada al reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos. Pese a que en un primer momento distintas compañías se presentaron al concurso para optar a este espacio, finalmente la crisis económica frenó su puesta en marcha.

Tras un tiempo paralizado, el Gobierno insular retomó de nuevo esta idea, pero en vez de un concurso público las empresas interesadas deben elevar sus proyectos al Cabildo para recibir de forma directa el visto bueno. Precisamente hace dos semanas el Consejo de Gobierno autorizó la instalación de una segunda industria, en esta ocasión enfocada a la reutilización del plástico.

Plastic Energy -así se denomina la compañía adjudicataria del suelo- tiene previsto impulsar en Tenerife una planta de reciclaje con desarrollo y experiencia contrastada, asegurando así el correcto tratamiento del plástico film puesto a su disposición desde el Cabildo. Según el proyecto elevado al Gobierno insular, en concreto al área de Medio Ambiente y Sostenibilidad, la empresa prevé tratar 2.725,08 toneladas al año. Asimismo, la compañía propone aumentar la cifra hasta las 8.000 toneladas anuales mediante la instalación de un equipo de recuperación de plástico film en la planta de selección actual del Complejo Ambiental de Arico, según recoge la información estudiada por el Cabildo.

La superficie destinada para la implantación de la actividad de reciclaje, localizada en el Polígono para Industrias Gestoras de Residuos del Complejo Ambiental de Tenerife, es de 8.065,19 metros cuadrados. El precio que deberá abonar por el uso de este terreno asciende a 25.000 euros anuales.

Puestos de trabajo
Durante la fase de construcción, la compañía de reciclaje prevé facilitar la creación de entre 20 y 30 empleos directos, mientras que el número de trabajadores con los que contará una vez entre en funcionamiento será de entre 20 y 25 personas. El plazo solicitado para desarrollar la actividad es de 20 años, prorrogable de mutuo acuerdo por periodos de cinco años, hasta un máximo de 45 años.

En concreto, el proceso a desarrollar por Plastic Energy Tenerife S.L. es un reciclado de plástico film para producir un aglomerado plástico, actuando en la fracción rechazo para obtener hidrocarburos. Se calcula que de las 8.000 toneladas al año previstas de tratamiento se obtendrá un rendimiento del 70,32% en el reciclado, dando lugar a 5.626,28 toneladas anuales de producto final reciclado. Las 2.373 toneladas restantes serán convertidas en hidrocarburos, según las estimaciones de la propia empresa.

El material a tratar es el plástico film con código LER 19 12 04, obtenido de la planta de clasificación no recogidos selectivamente del Complejo Ambiental de Tenerife, por lo que no se depositará, tal y como se hace en la actualidad, en las celdas de vertido de la citada instalación insular. Cabe destacar que este material ocupa el doble de volumen por tonelada que el resto de residuos vertidos, como consecuencia de su baja densidad y su baja posibilidad de compactación, lo que su retirada permitirá disponer de más espacio de almacenamiento.

Desde el Gobierno insular se asegura que el tratamiento de este plástico film es prioritario, en el sentido de poder gestionarlo mediante un proceso de reciclaje, colaborando así a incrementar los ratios marcados por la legislación.

Además, explican que con esta reutilización se evita su depósito en las celdas, que deriva directamente en la ocupación de un volumen que incide directamente en una disminución de la vida útil de las mismas.

Paralelamente al proceso productivo de la planta y completamente relacionado con el mismo, se creará un departamento de I+D+i mediante el cual se establecerán colaboraciones acreditadas con centros oficiales de formación como Universidades, Institutos Tecnológicos y Tecnólogos, destinándose una versión anual para este departamento de 150.000 euros.

Se trata de la primera industria de este tipo que se instala en Tenerife. No obstante, ya en Gran Canaria existe también otra empresa dedicada al aprovechamiento de plástico.

Plastic Energy

Plastic Energy es una de las compañías pioneras en el mundo en la conversión de residuos plásticos en gasóleo y gasolina sintéticos de forma económicamente viable a través de la tecnología CTA (conversión térmica anaeróbica). La compañía desarrolla su actividad en España, Portugal, Florida (Estados Unidos), Centroamérica, el Caribe y Latinoamérica. La primera planta, que se financió a finales de 2012, se entregó en Almería, en el primer trimestre de 2014. Esta consume hasta 7.000 toneladas de plástico anuales y produce hasta 6.000 metros cúbicos de combustible sintético que se vende a diferentes operadores de hidrocarburos, según recoge la propia web de la entidad.