LUCHA CANARIA

Marcos Galván, vuelve un grande

MARCOS GALVAN
A sus 45 años, el teguestero a vuelto a ponerse la ropa de brega con la ilusión de siempre. / FRAN PALLERO

Marcos Galván, uno de los mejores puntales que ha dado la lucha canaria tinerfeña, volvió después de 12 años a la arena para echar una mano a su equipo, el Club de Luchas Tegueste MercaTenerife, del que es presidente. Consciente de sus 45 años de edad, los riesgos que contrae y sus limitaciones físicas, en el primer amistoso de la temporada ante el Victoria, fue capaz de tumbar al puntal B Fabián Rocha, lo que levantó muchísima expectación; sin embargo, el teguestero quiere mantener los pies en el suelo.

“La verdad es que estoy muy animado. Me ha constado un poco aunque me he visto bien, todavía con bastantes nervios y en todo momento conocedor de mis limitaciones. Espero que de aquí a un mes y medio pueda verse una mejor versión de mí. Todavía tengo mucha desconfianza y muchas dudas a la hora de hacer luchas, pero eso espero corregirlo con el paso de los entrenamientos y las luchadas. Espero acumular más confianza en el agarre, los giros y mejorar”.

Al principio de temporada Galván se vio en la necesidad de ponerse la ropa de brega para echar una mano a su equipo aunque sabe que no volverá a tener el nivel de sus mejores años. “A medida que pase el tiempo se sabrá si fue una buena o mala decisión, y si no me veo bien, seré el primero en no continuar. Lo que en principo fue como una broma, ahora se ha convertido en una realidad. Pero sé cual es mi papel y deben ser Óliver, Adrián, Iván el Indio, Cámara o Argeo los hombres que decidan los encuentros. Yo saldré a colaborar, a hacer mi palpel, aportar mi experiencia y consejos y si tiro a un hombre, mejor. No tengo que demostrar nada a nadie y espero que no esperen que esté como hace 12 años. Tampoco quiero que se me tome como ejemplo, pues no puede ser bueno. Mi decisión de volver fue un acto de responsabilidad con mi club y no de inmadurez”.

El vestuario todavía está asimilando esta doble función de compañero-presidente que sigue trabajando como líder del club buscando socios y patrocinadores.