positivando

Momentos ‘hygge’

Es curioso descubrir que uno de los conceptos más exportados por Dinamarca esté vinculado a la felicidad; nos referimos al: hyggelig time. Este término está relacionado con el índice de felicidad de sus ciudadanos, siendo referentes mundiales en los estudios de Naciones Unidas de los últimos años.

Esto ha hecho que profesionales de medio mundo hayan centrado su interés en descubrir las claves del éxito de la propuesta de este país sumido en tardes de invierno, frías y con pocas posibilidades de ocio. La respuesta que han encontrado estos profesionales de la felicidad es el estilo de vida hygge.

Cuando hablamos de este concepto hacemos referencia a los esfuerzos que toman los daneses por encontrar momentos y entornos que hagan que las vivencias adquieran la solemnidad de ser extraordinarias. Para ello sitúan el foco de atención en la creación de ambientes agradables, que les hacen generar entornos donde se cuida hasta el último detalle. Una tarde en el salón de tu casa con una decoración determinada, que pueden ir desde el iluminar el entorno con velas o poner todos los sentidos en la manta con la que vas a ver la televisión, o escoger las personas que te acompañen en un almuerzo casero, ya que aportan calidad a tu vida.

Si te das cuenta hablamos de rodearte de las personas que te hacen sentir bien, pues proyectan elementos positivos en tu vida, pero en la misma línea implica generar entornos enriquecidos que añadan calidad a los momentos y que aporten frescura a tus vivencias. Eso hace que toda tu atención, que todos los momentos cobren ese carácter de ser extraordinarios, ya que los comienzas a vivir desde el momento que los planificas y por tanto disfrutas del proceso y no pones solo la atención en la meta final.

Que duda cabe que potenciar entornos agradables, generadores de sensaciones positivas, es una fuente importante de placer, pues nos ayudan a saborear la vida.

Vivir hygge implica estar frente a una chimenea tomando café caliente con una manta que tú has escogido para ese momento y con personas que aportan valor a tu vida. Significa llenar tus espacios personales y físicos sintiéndote feliz por compartir en tu hogar, en un parque, etcétera, esos momentos olvidándote de las preocupaciones de la vida. Este concepto comienza a exportarse a bares, cafés y restaurantes del todo el mundo, siendo el centro las personas con un objetivo: pasar un tiempo relajado y acogedor con las personas cercanas.

*Psicólogo y miembro de la Sociedad Española de Psicología Positiva
@jriveroperez