Arona

Muros con mucha vida

<
>

Primero fue el puerto de Los Cristianos el que recibió en su espigón la inspiración y el arte de la diseñadora Paula Calavera, y ahora ha sido el paseo peatonal de Las Vistas el que ha visto plasmado el arte de un joven gaditano afincado en la Isla.

Las frías y abandonadas paredes en Los Cristianos se han convertido en una obra de arte que mejora en el entorno y traslada a vecinos y turistas imágenes sugerentes, como vivo ejemplo del llamado arte urbano.

Francisco Mesa, de 27 años, licenciado en Bellas Artes, tras vivir una larga temporada en Sudamérica, se trasladó hace dos años a Tenerife a buscar trabajo. “Gracias al amor y confianza que encontré en las personas de Los Cristianos, comencé sin recursos -explica- un proyecto para restaurar y pintar uno de los paseos mas concurridos del sur de la Isla antes abandonado, realizando un mural gigante por la simple necesidad de devolver todo el cariño que recibía y con el único objetivo de crear un espacio artístico de participación dedicado al respeto a la naturaleza y a la diversidad”.

Un trabajo que comenzó de manera altruista hace casi un año, con la colaboración del Ayuntamiento de Arona y el apoyo de empresas, vecinos y visitantes del lugar, culminando hace unos días el proyecto en que el paseo de Las Vistas ha pasado ser una de las mayores intervenciones artísticas urbanas de Europa realizadas únicamente por una sola persona. Mesa restauró e intervino pictóricamente todos los elementos arquitectónicos que componen el recorrido, aunque recuerda que para completarlo “falta pintar el interior del túnel que enlaza el puerto con Las Vistas, y para el cual necesitamos completar la financiación”, aunque no tardarán en llegarle otros muros a los que darle vida.