INTERNACIONAL

Las niñas casadas en África podrían llegar a los 310 millones en 2050, según UNICEF

FOTO: UNICEF//KASSAYE
FOTO: UNICEF//KASSAYE

El número de niñas casadas en África podría alcanzar en 2050 los 310 millones a nivel mundial, frente a las 125 millones que hay actualmente, según un nuevo informe publicado por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

El informe La situación del matrimonio infantil en África, presentado durante la Cumbre de la Unión Africana sobre las Niñas celebrada en Lusaka, Zambia, demuestra que si continúa con este ritmo, África será la única región en donde seguirán aumentando los casos de niñas casadas. Se espera que, en 2050, África supere a Asia meridional como la región con el mayor número de mujeres de entre 20 y 24 años que se casaron siendo niñas.

“El matrimonio infantil genera una serie de normas que resultan cada vez más difíciles de exterminar; normas que socavan el valor de nuestras mujeres”, ha dicho la presidenta de la Comisión de la Unión Africana, Nkosozana Dlamini Zuma. “A través de una mayor concienciación, junto con un enfoque que implique a todos, será posible erradicar los efectos dañinos del matrimonio infantil”, ha añadido.

El informe muestra cómo el matrimonio infantil impide a las niñas llevar una vida saludable, ya que son más propensas a contraer VIH/sida, a sufrir violencia y a no acabar la escuela. Además, sus hijos tienen también más posibilidades de nacer muertos o de morir al poco de nacer.

Con el fin de acabar con esta práctica, la Unión Africana presentó en mayo una campaña y un plan de acción basado en un mejor acceso de las niñas a la inscripción de los nacimientos, a una educación de calidad y los servicios de salud reproductiva. La Unión Africana también pretende reformar las leyes y políticas de los países para proteger los derechos de las niñas e impedir que se casen antes de los 18 años.

En África, el porcentaje de mujeres jóvenes que se casaron cuando eran niñas ha descendido del 44 por ciento en 1990 al 34 por ciento en la actualidad, señala el informe, que destaca la diferencia entre las clases sociales, ya que la probabilidad de que una niña del quintil más pobre se case durante su infancia es tan alto hoy como lo era hace 25 años.

DE UNA VEZ POR TODAS

“El número de niñas afectadas -y lo que esto significa en términos de infancias perdidas y de futuros destruidos- subraya la urgencia de prohibir la práctica del matrimonio infantil de una vez por todas”, ha dicho el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.

“Los datos también indican claramente que poner fin al matrimonio infantil requiere un enfoque más orientado a llegar a las niñas más pobres y marginadas -aquellas que están más necesitadas y en mayor situación de riesgo- con servicios educativos y de protección de calidad. Sus vidas, y el futuro de sus comunidades, están en juego. Cada niña casada es una tragedia individual. Un aumento en su número es intolerable”, ha manifestado Lake.