LA LAGUNA

15 horas de Noche en Blanco

La Laguna, desbodada de gente por la Noche en Blanco. | FRAN PALLERO Espectáculo en La Noche en Blanco. | FRAN PALLERO Espectáculo en La Noche en Blanco. | FRAN PALLERO Las actividades diurnas estaban especialmente destinadas a los más pequeños. / FRAN PALLERO Las actividades diurnas estaban especialmente destinadas a los más pequeños. / FRAN PALLERO La Noche en Blanco ha estado acompañada de una lluvia débil. / FRAN PALLERO Las actividades diurnas estaban especialmente destinadas a los más pequeños. / FRAN PALLERO Más de 87.000 personas ya han disfrutado de la Noche en Blanco de La Laguna. / FRAN PALLERO
<
>
Las actividades diurnas estaban especialmente destinadas a los más pequeños. / FRAN PALLERO

La Noche en Blanco ya es una marca consolidada. Lo es del espacio nocturno, pero este año esa consolidación también la ha conseguido en el diurno. La prueba es que ayer, entre las once de la mañana y las dos de la tarde, cerca de 85.000 personas, según datos de Protección Civil, paseaban por las calles de La Laguna para participar en alguna de las actividades (más de un centenar) que se distribuyeron por todo el centro de la ciudad. Una cifra que al caer la tarde ya llegaba a las 100.000 personas. Ni la fina lluvia que acompañó de forma intermitente la jornada, ni el frío de la noche que se prolongó hasta las dos de la mañana, ofreciendo así 15 horas de programación, impidieron que el encuentro se convirtiera en un éxito de participación. Los comercios, objetivo fundamental de esta actividad, esperaban un incremento de ventas de entre el 10% y el 15%, mientras que la restauración consiguió aumentar sus ventas el 50% con respecto a 2014.

El día fue para las familias, para los más pequeños, con talleres, conciertos, magia, actividades deportivas, combates de pequeños luchadores de sumo o el particular encierro que vivieron las calles laguneras con toros de madera y que hicieron las delicias de grandes y pequeños corriendo ante tan curiosas criaturas.

Tanto el alcalde, José Alberto Díaz (CC), como el primer teniente de alcalde, Javier Abreu (PSOE), mostraron su satisfacción por lo que, tanto de día como de noche, se convirtió en todo un éxito. Abreu, que valoró a media mañana el inicio del Día de la Noche en Blanco, como lo definió el alcalde, admitió su sorpresa ante el nivel de afluencia de la mañana, “a pesar de un poquito de chipi chipi -que también es lagunero- está todo muy animado, la gente ha disfrutado mucho con la atracción de los toros, que es nueva este año, y en general hay muchísimo público a estas horas de la mañana; la verdad es que no esperaba tanta gente”. Abreu recordó que la Noche en Blanco es una actividad pensada en origen para ayudar y potenciar al pequeño y mediano comercio, “que es el que crea empleo en nuestro municipio y también en la Isla”. Apuntó el primer teniente de alcalde que, por mucho que otros municipios imiten la iniciativa, “La Laguna tiene la marca. La ciudad entera acompaña su puesta en marcha. Eso no nos lo va a quitar nadie. Nos quitaron otras cosas en el pasado, pero la Noche en Blanco es propiedad de La Laguna”.
Tras un día intenso de actividad y masiva afluencia de público, la puesta del sol dio paso a que el público adulto fuera el que ocupara las calles para disfrutar de actividades como la realizada por la compañía Grupo Puja!, un espectáculo aéreo, mezcla de teatro, danza y circo.

A las 19.30 horas fue el turno de la valoración del alcalde. Díaz destacó que “en esta séptima edición hemos conseguido superar el nivel de asistencia a las actividades”, para afirmar a continuación que “la Noche en Blanco de La Laguna tiene una marca propia Día de la Noche en Blanco, se ha convertido en un lugar de convivencia, de disfrute, de ocio y con un alto nivel de seguridad”. Junto al alcalde, la concejal María José Castañeda, quien destacó el alto nivel de participación en las actividades y valoró la música y el teatro de la noche.

El deporte, protagonista
El deporte tuvo un papel protagonista en la Noche en Blanco. La cita, a la que se sumó un año más el Organismo Autónomo de Deportes (OAD) del Ayuntamiento de La Laguna, incluyó una amplia oferta de actividades deportivas que se unieron al macroescenario comercial, cultural y de ocio en el que se convirtió la ciudad por unas horas. Los niños, los que más disfrutaron con los juegos propuestos. Las calles de San Agustín, Bencomo y Capitán Brotons, además de las inmediaciones de las plazas de la Catedral y la Concepción, acogieron el grueso de las actividades. La propuesta contó de esta manera con juegos alternativos, deportes autóctonos, ajedrez, lucha de sumo, touch rugby, tenis de mesa, entrenamiento nocturno, torre de escalada y tirolina.