mercado >

La Nueva generación del Clase C Coupé apela a la razón y al corazón

Mercedes Clase C Coupé
Presenta un amplio equipamiento de serie y está disponible con el nuevo cambio automático 9G-TRONIC. | DA

Mercedes-Benz amplía la familia de la Clase C con un modelo coupé. Los rasgos nítidos y sugerentes del nuevo coupé de diseño atlético y deportivo marcan un perfil definido en el tráfico rodado y encarnan el lujo moderno. Su interior irradia elegancia y estilo con un toque deportivo. Un tren de rodaje que con reglaje dinámico —opcionalmente con suspensión neumática— constituye la base para un alto confort de suspensión y de rodadura, gran agilidad y placer de conducción. A ello contribuyen también la construcción ligera, que permite aligerar peso, una excelente aerodinámica y unos motores briosos y a la vez eficientes. Nuevos sistemas de asistencia a la conducción brindan seguridad al máximo nivel. La nueva Clase C Coupé sienta nuevas pautas en su segmento con una alta impresión de valor y un habitáculo de generosas dimensiones. Saldrá a la venta en diciembre de 2015.

La variante más deportiva de la Clase C recrea un coupé para disfrutar a alto nivel al volante, caracterizada por un diseño sugestivo y de gran claridad formal. Un frontal marcadamente deportivo con parrilla de efecto diamante y capó largo —la distancia entre el salpicadero y el eje delantero del nuevo coupé es ya 60 milímetros mayor que en el antecesor— precede a un habitáculo que parece adherirse al asfalto, con líneas fluidas que terminan en una zaga de líneas claras y contundentes con los genes inconfundibles de los coupés de Mercedes. La línea de cintura alta y las puertas sin marco con retrovisores exteriores separados del cuerpo de la carrocería realzan el carácter deportivo.

Líneas claras y superficies modeladas estructuran los laterales de la carrocería, creando sugerentes juegos de luces y sombras. Un detalle inconfundible es la «dropping line» prolongada hacia la zaga, al más puro estilo coupé. A diferencia de la berlina de la Clase C, la «dropping line» continúa por encima del pasarruedas trasero. Para acentuar aún más el carácter deportivo del coupé, la altura del tren de rodaje se ha rebajado de serie 15 milímetros con respecto a la berlina, lo que se traduce en una imagen muy dinámica y elegante.

También el interior refleja la filosofía de diseño de Mercedes-Benz, aunando emoción e inteligencia. Irradia como hasta ahora un encanto atlético y jovial, pero hace gala de una mayor madurez. Tanto el conductor como los ocupantes disfrutan de un ambiente que evoca al interior de la berlina de la Clase C, si bien con un toque más deportivo. Las formas fluidas caracterizan la consola central, los paneles de puerta y los revestimientos laterales de la parte trasera, que se funden suavemente acentuando el carácter de coupé. Las molduras de configuración individual subrayan el cariz deportivo del habitáculo. Los asientos deportivos integrales desarrollados específicamente para el coupé brindan un alto grado de confort y deportividad. Un aproximador automático de cinturón aumenta el confort en las plazas delanteras. Una cuidada selección de materiales y un acabado impecable otorgan al vehículo un carácter eminentemente artesanal y una elevada impresión de valor, además de constituir una nueva interpretación del lujo moderno, concebida como deportividad sin renunciar al confort ni al estilo exquisito.