tribuna

Para Clavijo, La Laguna no existe – Por Santiago Pérez*

Debe haber olvidado muy pronto que La Laguna está en Tenerife, que tiene más habitantes que La Palma, La Gomera y El Hierro juntos, tantos parados (17.800) como población real la Junonia Menor y unos problemas sociales que Cáritas denuncia cada año, con esos informes que han incomodado tanto a Clavijo y a su propaganda oficialista.

El Ayuntamiento lagunero está sometido a intervención del Ministerio de Hacienda hasta 2023, como consecuencia de las andanzas del tándem Oramas-Clavijo. Su capacidad inversora está tan limitada que las auditorías del Gobierno de Canarias de los últimos años colocan la inversión municipal en Aguere en el 50% de la media de los ayuntamientos canarios. Los laguneros tenemos que pagar en años de crisis la mala administración municipal durante los años de bonanza.

Tan poca capacidad inversora, que no pueden afrontar ni la construcción de la nueva Recova, en la plaza de Abajo. Por eso están pensando privatizarla. Pero todo eso no le importó ni un pepino al Clavijo alcalde, que se gastaba en propaganda y publicidad un millón y medio de euros cada año. Que, por lo que dice, nunca fue el primero de la clase; pero, por cómo trata a la inteligencia de los demás, se debe creer el más listo. Y ya lo decía Pedro Molina, citando a un amigo suyo imaginario: la diferencia entre ser listo y ser inteligente es que “uno no se puede pasar nunca de inteligente; pero de listo, sí”.
Cuando le he oído decir que siete islas están a favor de repartir los fondos del IgTE con el criterio de la triple paridad y sólo un cabildo se opone, está dando por sentado que los cabildos que secundan sus iniciativas sí representan a sus islas respectivas. Y los que se le opongan, no.

Y cuando incluye a Tenerife entre las islas que le secundan, olvida que el Pleno del Ayuntamiento de La Laguna, por mayoría absoluta, ha exigido que la distribución de los recursos del IgTE se efectúe utilizando el criterio poblacional en la misma proporción que en la distribución de los recursos del REF: 87,5%. Olvida también, en esa contabilidad de partido de fútbol (6 islas contra 1; o más bien 7-0 ya que el cabildo de Gran Canaria no representa, según Clavijo, a su isla), que la población de Gran Canaria y la de La Laguna representan casi la mitad de toda la población canaria. Y que no es propio de un presidente de Gobierno discreto, como dicen los palmeros, estar haciendo ese tipo de planteamientos.
Y sobre todo olvida, enralado como está haciendo politiquería, que es en las grandes conurbaciones Las Palmas-Telde y Santa Cruz-La Laguna donde está la población, la demanda principal de servicios públicos y las grandes bolsas de desempleo, pobreza y marginación.

A pesar de sus bravatas, es evidente que ha tenido que recular en la propuesta de repartir esos recursos con arreglo al disparatado criterio de la triple paridad. Por eso resulta tan ridículo lo que está diciendo como aquel general que proclamó: Estamos avanzando victoriosamente sobre nuestra retaguardia.
En los Estados descentralizados, a la hora de distribuir recursos financieros -por definición escasos- entre las Administraciones Públicas territoriales, el criterio predominante es el poblacional. En España y en Canarias también. Por eso, la ocurrencia de Clavijo y de Carlos Alonso no tiene el menor sentido, ni el menor anclaje jurídico.
Menos mal que en La Laguna se ha formado una mayoría
de 15 concejales que vamos a defender los legítimos intereses de sus habitantes en asuntos como éste. Para que no se sumen nuevas depredaciones a la pesada herencia que nos han dejado dos recientes exalcaldes que se largaron con los pies en polvorosa.

*Concejal de XTF en el ayuntamiento de la laguna