política

El Parlamento exige garantizar luz y agua a todos los canarios pobres

Francisco Déniz y Noemí Santana (Podemos), junto a Guillermo Díaz Guerra (PP), en el pleno. | SERGIO MÉNDEZ
Francisco Déniz y Noemí Santana (Podemos), junto a Guillermo Díaz Guerra (PP), en el pleno. | SERGIO MÉNDEZ

El Parlamento de Canarias defendió ayer, a iniciativa de Podemos y con el único voto en contra del PP, que ningún hogar canario se quede sin suministro eléctrico o de agua por no poder hacer frente al pago de los recibos, en lo que se ha dado en llamar pobreza energética.

El acuerdo adoptado ayer insta al Gobierno de Canarias a que traslade al Ejecutivo de España la necesidad de modificar el sistema del bono social para el pago de electricidad, de modo que aplique a todos los hogares en situación de pobreza energética, con independencia de la potencia contratada, la situación laboral o el número de miembros de la familia y considerando el factor renta como criterio principal.

El Parlamento propone además que este bono social se financie a través de la devolución de los más de 3.500 millones de euros que las compañías eléctricas recibieron de más por costes de transición a la competencia.

El acuerdo incluye una enmienda del PSOE, aceptada por Podemos, por la que se insta al Ejecutivo canario a pedir a los ayuntamientos, a través de la Federación Canaria de Municipios (Fecam), que generalicen en sus ordenanzas las bonificaciones de las tarifas del agua para hogares pobres, familias numerosas, desempleados de larga duración y otros colectivos.

La portavoz de Podemos, Noemí Santana, sostuvo que hay que ofrecer “soluciones a la pobreza en Canarias, no tener miedo a esa palabra”, y acusó al PP de no actuar, alegando que está prescrita, contra la citada sobrecompensación dada a las eléctricas. Un exceso denunciado ante la Fiscalía y ante la Comisión Europea por la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, invocando además las advertencias de la Abogacía del Estado y a la Comisión Nacional de Energía.

El diputado del PP Guillermo Díaz Guerra dijo que su grupo compartía el objetivo de la moción pero acusó a Podemos de no querer consensuarla antes del pleno. Adujo que el bono social energético ya existe en la ley estatal, que de él se benefician 120.000 canarios, y aclaró que el PP apoyaba instar al Gobierno central a actualizar en el nuevo real decreto previsto las tarifas y “tener en cuenta la vulnerabilidad de las familias”. El PP sí apoyó la petición a la Fecam.

Desde el PSOE, Gustavo Matos, quien defendió la enmienda referida a las ordenanzas municipales, enfatizó que “cuando una familia tiene que elegir entre pagar la luz o el agua y comer, hemos fracasado como sociedad”, y afeó al ministro de Energía, José Manuel Soria, su “caótica política tarifaria” de la luz.