FÚTBOL

El partido más seguro

Un millar de policías y más de 1.400 vigilantes velarán por la seguridad del clásico del fútbol español. / EP
Un millar de policías y más de 1.400 vigilantes velarán por la seguridad del clásico del fútbol español. / EP

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, pidió a quien tuviese previsto ir al partido de fútbol entre el Real Madrid y el FC Barcelona que no “cambie la agenda”, sino que “vaya y disfrute”, recalcando que hasta su hijo irá.

“Mi hijo irá a ver el partido, con eso lo he dicho todo”, manifestó Fernández Díaz, al tiempo que recalcó que los terroristas quieren acabar con el modo de vida en democracia, igual que ETA pretendió en su día “la socialización del terror”, el conseguir “que la sociedad claudique y su proyecto totalitario se imponga porque la sociedad está paralizada”. Según dijo, “objetivamente no hay ninguna amenaza específica” contra el partido del sábado, y en ningún momento se ha planteado suspenderlo.

De todos modos, aseguró entender que la gente tenga “cierto temor” tras los atentados de París y la suspensión de dos encuentros internacionales, pero insistió en que se están adoptando todas las medidas necesarias para que el partido se desarrolle con tranquilidad.

“Que la noticia del día sea quién gana”, prosiguió el titular de Interior, que no precisó con quién va en el encuentro, porque él es seguidor del Espanyol, pero acto seguido desveló que su hijo sí es “culé empedernido”, que viaja a Madrid cada vez que juega el Barça y que estará en el Bernabéu.

Para Fernández Díaz, la suspensión de dos partidos internacionales en los últimos días generó en la gente una preocupación que es “razonable”, pero que, a su juicio, “no se corresponde con el nivel de alerta” que tiene España, que es el mismo desde el pasado 26 de junio.

De hecho, avanzó que “no es previsible” que los expertos decidan aumentar el nivel de alerta.

“La situación da intranquilidad”

El capitán del FC Barcelona Andrés Iniesta aseguró que la situación vivida desde los atentados en París genera “intranquilidad” de forma inevitable, si bien espera que el Clásico transcurra con “normalidad”. “La situación genera intranquilidad. Todos coincidimos y todo queda claro. Por lo que sé, por lo que transmiten los cuerpos de seguridad, es que habrá máxima seguridad y todas las medidas posibles y que todo el mundo intente colaborar para que el partido, antes, durante y después, pueda transcurrir como siempre y que sea un partido bonito”.