A veces soy humano

Periodistas para apagar fuegos

No salgo de mi asombro al leer en el diario de noticias online www.prnoticias.com la ocurrencia del Ayuntamiento de Madrid, que pretende que 21 de sus bomberos se dediquen a realizar labores de comunicación abandonando los quehaceres para los que se han formado. Les garantizo que no pretendo hacer proselitismo pero creo que, de confirmarse, el ejecutivo de la Villa y Corte mea fuera del tiesto. Ante tal disparate, lejos de hacer una enardecida defensa de la necesidad del periodismo profesionalizado en seguridad y emergencias, me bastará acudir al refranero para recordar aquello de “zapatero a tus zapatos”.

Cuentan que ya han enviado a los bomberos, detrayéndolos de sus puestos en los diferentes parques de la capital española, a una suerte de escuelita de medioperiodistas para que aprendan a comunicar y también usar informativamente las redes sociales. No se crean ustedes que ofrecen estos puestos de comunicadores aficionados a bomberos con años de trabajo a la espalda, próximos a su retiro o que se encuentren en situación de segunda actividad, apuestan por jóvenes preparados y en forma para actuar ante cualquier tipo de siniestro.

Que el periodismo se ha convertido en un nido de intrusos no es aportar novedad alguna, razones, culpas y responsabilidades podemos repartirnos entre todos; ahora bien esta decisión va mucho más allá. Por cierto, y sin querer enfrentar a colectivos que no tienen punto de fricción alguno ¿qué dirán los sindicatos de bomberos al respecto? ¿Y las organizaciones que agrupan a los periodistas? ya no me atrevo a decir que los defiendan.

Si algo he aprendido en estos últimos ocho años es que cuando se trata de hacer comunicación de seguridad y emergencias la formación y la especialización es fundamental. En la sociedad actual, y desgraciadamente ha quedado demostrado hace bien poco, la información cuando estamos antes un desastre o una tragedia es material sensible, no lo debe manipular cualquiera, pero mucho menos se puede apostar desde las administraciones por desprofesionalizar la gestión de la comunicación. Confío en que la alcaldesa de Madrid, Manuel Carmena, deshaga semejante entuerto, de lo contrario propongo a los muchos compañeros que se encuentran en situación de desempleo que se ofrezcan voluntarios para apagar fuegos.

@felixdiazhdez