política

Un plan de desarrollo y cohesión para Canarias

PDCAN

Conseguir que dentro de cuatro años haya 85.000 parados menos de larga duración, es decir los que llevan más de un año sin trabajo, y reducir su número de 210.000 en la actualidad a 25.000 en el año 2025. Es uno de los 11 objetivos principales del Plan de Desarrollo y Cohesión de Canarias (Pdcan), presentado esta semana por el presidente del Gobierno canario, y que se nutrirá de los fondos que hasta ahora entregaban las arcas autonómicas al Gobierno central en compensación por la desaparición del Impuesto General sobre el Tráfico de Empresas (IGTE) y su sustitución por el IGIC, a los que ha renunciado el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy.

Se trata de una enorme inyección de capital en la economía canaria, durante una década (si futuros gobiernos centrales mantienen este acuerdo), que solo en 2016 será de más de 160 millones de euros, por lo que en 10 años puede superar los 1.600 millones. Tal cantidad irá a parar a proyectos que deberán presentar los ayuntamientos y los cabildos, y que el Gobierno canario aprobará en función de tres líneas estratégicas: Innovación+Desarrollo+investigación (I+D+i), infraestructuras y políticas activas de empleo.

No habrá, por tanto, un reparto basado en la fórmula territorial de la triple paridad, que es lo que plantean seis cabildos (Gran Canaria se ha desmarcado), propuesta que inicialmente veía con buenos ojos Clavijo, pero a la que ya ha descartado, tras la controversia política que ha suscitado. Este sistema hubiera significado que la mayor parte de los fondos se habría repartido al modo en que se distribuyen los escaños en el Parlamento canario: la mitad para cada provincia, igual cantidad para cada isla capitalina, y el resto para las islas no capitalinas de cada provincia; aunque el 10% en función del número de parados de cada territorio.

Con este nuevo Pdcan (hubo una iniciativa similar entre 2001 y 2006, siendo Adán Martín presidente del Gobierno canario), Clavijo ha avanzado que el 5% se destinará a I+D+i, el 10% para políticas de empleo, y el 85% restante para infraestructuras que se consideren estratégicas. En el caso de las inversiones para empleo, Clavijo adelantó además un criterio: cada territorio podrá recibir una cantidad porcentual máxima que resulta de restar a su tasa de paro el 10%.

El conjunto de estas inversiones supondrá un crecimiento anual del PIB, adicional, de 0,7 puntos, que será de hasta el 1% a largo plazo, y creará unos 3.000 empleos directos e indirectos al año, y 5.000 a largo plazo.

En 2019, si se cumplen las previsiones sobre el papel, gracias al Pdcan el gasto público en I+D+i pasará del 0,39% al 0,50% del PIB; el número de contratos nuevos a extranjeros en hostelería pasará del 24% al 21%; y la inversión pública autonómica en infraestructuras de transporte, mejora de zonas turísticas y aguas pasará de 155 millones a 300 al año, por citar solo alguno de los indicadores.

El avance sería más notable en 2025, pues para entonces el gasto público en I+D+i habría de alcanzar el 0,75% del PIB, el número de contratos a extranjeros en la hostelería bajaría hasta el 15% y la inversión citada crecería 500 millones.

Con el Pdcan, el Gobierno regional también se propone que la población con banda ancha en el Archipiélago pase del 41% al 100% en una década, que el porcentaje de población activa sin terminar estudios de Secundaria pase del 44% actual al 35%, y que la tasa de emprendedores se duplique, del 4% al 8%. Igualmente, se plantea como indicadores del plan el conseguir que la población que usa la administración electrónica se incremente del 55% al 66%, que el porcentaje de empresas con ventas por Internet ascienda del 21% al 35%, y que la concesión de patentes por millón de habitantes dé un salto de 20 a 35.

Para lograr financiación, los ayuntamientos tendrán que presentar proyectos que, en el caso de la I+D+i (5% del Pdcan) consistan en crear infraestructuras científicas y tecnológicas, apoyen actividades lideradas por empresas, transfieran conocimiento entre empresas y centros de investigación, implanten redes que garanticen la “conectividad digital”, desarrollen la economía digital y el comercio electrónico y promuevan los servicios públicos a través de Internet. En estos casos, el Pdcan cubrirá el 15% del total de gastos del proyecto y el 85% se pagará con fondos europeos.

En el eje de las políticas activas de empleo (10% del Pdcan), el Ejecutivo regional financiará proyectos para incentivar la contratación de colectivos de difícil inserción laboral, programa la mejora del capital humano, fomentar la formación de adultos con escaso nivel de estudios y planes de empleo para hogares con todos sus miembros en paro.

Por lo que respecta a las infraestructuras, el Pdcan destinará a este eje el grueso de su dotación global. Los proyectos financiables tendrán que referirse a obras de transporte (carreteras y puertos), la mejora y rehabilitación de espacios públicos de núcleos turísticos, infraestructuras hidráulicas y creación de viveros de empresas y zonas comerciales abiertas. Más concretamente, se aprobará de forma automática financiar las obras que estén previstas en el Eje Transinsular de Transportes o en los planes hidrológicos insulares, mientras que, para el resto, se tendrá que justificar su rentabilidad económica, técnica, social y ambiental, a través de un análisis coste-beneficio.

De acuerdo con el esquema del Pdcan presentado por Clavijo, el 60% de la inversión pública se recuperará por la actividad económica generada, vía impuestos.

Una de las características del plan será la existencia de unos indicadores de seguimiento. Así, se implantará un sistema para evaluar los logros y avances de esta ingente cantidad de inversiones, para hacer las correcciones que se consideren oportunas con el fin de lograr los objetivos planteados inicialmente. Cada año, el Gobierno canario dará cuenta de los resultados de esta evaluación al Parlamento regional, junto con un informe de las posibles medidas de mejora. Los indicadores de seguimiento tendrán dos horizontes temporales: 2019, que coincide con el final de la presente legislatura, y 2025, que es la fecha fijada para la conclusión del plan.

Los pormenores del Pdcan están aún por definir, pero Clavijo ha destacado que, aunque se haya abandonado el término de triple paridad como criterio para repartir los fondos entre las islas, en la selección de los proyectos “se tratará de forma diferente a los que son diferentes”, lo que se puede llamar “compensación o solidaridad”, según informó Efe. En este sentido, esta semana el mandatario afirmó que “si solo se aplicasen criterios de racionalidad económica o de reparto en función de la población, las islas no capitalinas no tendrían hospitales o escuelas”.

“Proyectos, y no el reparto, es el debate”
El consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, Pedro Ortega, sostiene que “lo esencial del debate” sobre el destino de los 160 millones anuales del extinto IGTE “no debe ser cómo se reparten por islas, sino los buenos proyectos que se presenten y se ejecuten, para cambiar de ciclo económico y de modelo productivo”.

En declaraciones a este diario, Ortega considera que para tal fin el Gobierno regional está diseñando el Plan de Desarrollo y Cohesión de Canarias (Pdcan), “con el que hay que generar actividad económica y empleo, mediante proyectos bien fundamentados, que no sean solo invertir en cemento”.
Comoquiera que el plan sumará, a lo largo de un decenio, una cifra que puede superar los 1.600 millones de euros, el consejero subraya que habrá “unos objetivos claros, y se evaluará los resultados, con indicadores que digan dónde estamos y adónde queremos llegar”. “El Gobierno canario financiará proyectos que presenten los ayuntamientos, las mancomunidades y los cabildos, que más respondan a los criterios establecidos”, y luego, “demostrar que se cumple” la finalidad por la que recibieron financiación.

Ortega insiste en que la polémica surgida sobre la distribución de estos recursos, que hasta ahora iban a parar a las arcas estatales, debe quedar ya superada. “Dejemos de hablar de reparto, hay que tener amplitud de miras, porque no podemos tener la mira tan corta de pensar que, como hay que hacer una buena distribución territorial de los fondos, hay que esperar un año a ver lo que ayuntamientos o cabildos presentan para poner en marcha el plan”, manifiesta.

No obstante, reconoce que “hay diferencias entre islas, por lo que habrá alguna forma de corregirlas, pero sin que tengamos que estar centrados en ese aspecto, porque esa no es la esencia del debate, sino cuánto empleo vamos a sumar con el plan”.

LÍNEAS Y EJES
Investigación + Desarrollo + Innovación
-Infraestructuras científicas y tecnológicas.
-Apoyo a actividades I+D+i lideradas por empresas.
-Transferencia de conocimiento entre empresas y centros de investigación.
-Redes tecnológicas que garanticen conectividad digital.
-Desarrollo de economía digital y comercio electrónico

Infraestructuras
-Infraestructuras de transporte.
-Mejora y rehabilitación de espacios públicos de los núcleos turísticos.
-Infraestructuras hidráulicas.
-Creación de incubadoras, viveros de empresas y zonas comerciales abiertas

Políticas activas para la creación de empleo
-Incentivos a la contratación para colectivos de difícil inserción.
-Programas de mejora del capital humano.
-Fomento de la formación para adultos con escaso nivel de estudios.
-Planes de empleo para hogares con todos sus miembros desempleados.