EL ROSARIO

Las playas de Radazul y La Nea siguen cerradas al baño

Operarios municipales del Ayuntamiento de El Rosario continúan limpiando la playa de La Nea y el parque anexo que se vieron afectados por la riada de agua procedente de la tubería, propiedad de Balsas de Tenerife (Balten), que sufrió una rotura el pasado miércoles, y que ocasionó varios desperfectos en cuatro viviendas desembocando toda esa agua en la playa, que desde entonces permanece cerrada al baño.

Tanto la playa de La Nea como la de Radazul continúan cerradas al baño hasta que Sanidad Pública del Gobierno de Canarias levante la prohibición, lo que dependerá del resultado de los análisis efectuados a las muestras de agua de ambas playas, que aún no han llegado al Ayuntamiento pese a la la solicitud de urgencia cursada. Cabe recordar que el agua procedente de la tubería de Balten que desembocó en la playa es agua no potable, tratada, depurada y usada para el riego, pero en ningún caso agua residual. Asimismo, los trabajadores municipales han llevado a cabo la poda de las palmeras de la zona, la limpieza de imbornales y el nivelado de la zona de juegos del parque infantil de La Nea.