POLÍTICA

El presidente convoca a su consejo asesor para ver el reparto del IGTE

Reunión del consejo asesor del presidente del Gobierno de Canarias, el 20 de octubre. / DA
Reunión del consejo asesor del presidente del Gobierno de Canarias, el 20 de octubre. / DA

Fernando Clavijo hace equilibrios para contentar a todo el mundo en el reparto de los 160 millones de euros efectivos de los 192 millones liberados por el Ministerio de Hacienda de la retención a cuenta del IGTE (antecesor del IVA y del IGIC en Canarias). Los otros 32 son para abonar la deuda. Con ese dinero extra a buen recaudo en la mochila, el presidente del Gobierno regional ha convocado a su consejo asesor para distribuir los pagarés. Será la próxima semana cuando explique cuál es la fórmula que se utilizará.

Ayer, durante la reunión de la mesa de la concertación social, se cruzaron dos visiones sobre las prioridades. Mientras los empresarios fijaron la mirada en la inversión pública, los sindicatos pusieron el ojo en los programas de empleo. Clavijo se debate, por su parte, entre los guiños del PP y las muecas de sus socios del PSOE en el Ejecutivo, que lo son de Nueva Canarias en las elecciones generales, disconformes con el criterio de la triple paridad (provincial, entre las dos islas capitalinas y entre estas y las periféricas). Un día después de la firma de acuerdo, durante un acto en Las Palmas de Gran Canaria al que asistió el ministro Cristóbal Montoro, las caras de los interlocutores que comparecieron ante los medios de comunicación en el patio de la sede tinerfeña de la presidencia eran de distensión y expectación.

El secretario general de la patronal CEOE-Tenerife, Pedro Afonso, propugnó una distribución de los fondos “en función de las necesidades de cada isla pero teniendo en cuenta el paro”. Por Comisiones Obreras, su secretario general en Canarias, Carmelo Jorge, insistió en la idea de que esa asignación favorezca la generación de empleo y refuerce la protección social. El dirigente de la central más representativa del Archipiélago se desmarcó de las “líneas aritméticas” y resaltó que “lo importante es responder a los intereses globales de la ciudadanía, no de colectivos concretos”.

El líder de UGT-Canarias, Gustavo Santana, aceptó que se estudien las singularidades territoriales, si bien desea que una parte de la partida se destine a la sostenibilidad de los servicios públicos esenciales.

La vicepresidenta, Patricia Hernández, destacó que, independientemente del mecanismo que se articule, el ingreso de los 193 millones del IGTE de 2016 ya ha sido suspendido.

Tres mesas para la concertación social

La concertación social de Canarias girará en torno a tres mesas de trabajo: protección social-empleo, sostenibilidad de los servicios públicos y la participación institucional de las organizaciones empresariales y sindicales. Así lo decidieron este martes las delegaciones del Gobierno autonómico, la patronal, CC.OO. y UGT en Tenerife. La vicepresidenta avanzó a los informadores que el primero grupo se pondrá manos a la obras este mismo año. “Queremos hacer las cosas con los trabajadores”, declaró Patricia Hernández. La primera piedra del edificio es la cordialidad. Menos sencillo va a ser construir una estructura sólida, de modo que la casa no se venga abajo. Los muebles fueron diseñados en julio de 2014, con el Gobierno precedente.