SEGURIDAD

Relacionan la serie de asesinatos machistas con la protesta del día 7

El forense y primer delegado del Gobierno contra la Violencia de Género de España, Miguel Lorente, considera que cuando se producen eventos sociales de impacto en relación a la violencia machista las autoridades deberían considerar que sus víctimas están sometidas a un riesgo más alto y elevar la precaución, ya que, afirma, “pensar que los maltratadores no se posicionan ante la realidad es un error de bulto”. Lorente reflexionaba así ante la sucesión de siete asesinatos de mujeres por los hombres con los que mantenían o habían mantenido una relación de pareja que se han producido en los últimos nueve días desde que el 7 de noviembre tuviese lugar en Madrid la primera gran manifestación estatal contra todas las formas de violencia machista, en la que participaron miles de personas.

“El hecho de que los maltratadores perciban que hay un cambio social que critica y cuestiona sus posiciones facilita que se enroquen en ese contexto social suyo que es la violencia (…). No podemos pensar que el maltratador mira la realidad como quien ve un paisaje. Cuando decide que su mujer ha hecho algo mal, la maltrata. Cuando percibe que le va a denunciar, actúa. La gente que está inmersa en la violencia responde cuando ve que la actitud de su mujer tiene respaldo”, comenta. No se trata de que situaciones como una gran manifestación o una nueva medida legal provoquen un asesinato, sino de que quienes ya sopesan como posibilidad real acabar con la vida de una mujer “se refuercen” en ese planteamiento. “Se convierte en un elemento más para ir sumando a todos esos factores individuales que ellos van construyendo sobre las referencias más inmediatas”, afirma.

“Estas realidades influyen de manera variable en unos y en otros y ni siquiera en todos los casos, los habrá que ni siquiera se hayan enterado de que hubo una manifestación”, matizó este experto gubernamental.