SANTA CRUZ

Santa Cruz de Tenerife contará en 2016 con el mayor presupuesto de los últimos cinco años

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife contará en el año 2016 con un presupuesto que alcanzará los 230,5 millones de euros y crece un 5,6 por ciento, lo que supone el mayor presupuesto de los últimos cinco años, con 30,6 millones de euros sólo en el capítulo de inversiones.

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, destacó en rueda de prensa que este presupuesto es el “mejor posible” para la ciudad; el “más inversor” y también el “más social” que ha tenido el Ayuntamiento capitalino desde el año 2011.

Por su parte, la primera teniente de alcalde, Zaida González, resaltó que es un presupuesto que cumple con el objetivo marcado por el grupo de gobierno al principio del mandato, que es “aumentar la reactivación económica de la ciudad y dar un empujón definitivo a la recuperación”.

Entre sus principales novedades, el alcalde anunció que a partir del año que viene se van a sacar adelante diferentes planes que van a marcar los presupuestos de los ejercicios posteriores dentro de un programa denominado ‘Santa Cruz 2020′, al que se destina más de un millón de euros.

Este programa contempla 43 proyectos de inversión, como obras para mejora de la accesibilidad; proyectos de rehabilitación del patrimonio histórico, barrios y edificios; obras pluviales; un nuevo Plan de Barrios; plan de mejora de instalaciones deportivas, entre otras actuaciones.

En cuanto a las principales líneas del presupuesto 2016, el concejal de Hacienda, Juan José Martínez, destacó el mayor esfuerzo en materia de inversión, que supera los 30 millones de euros e implica un crecimiento de más de un 35% de las partidas destinadas a este capítulo.

El concejal detalló que los ingresos del aumentan, principalmente, por la financiación que viene de otras administraciones, fundamentalmente de los PGE; los ingresos derivados del REF, y los ingresos propios del Ayuntamiento debido al incremento del censo.

Añadió, además, que se trata de un presupuesto “moderadamente expansivo, orientado a la menor presión fiscal, a la creación de puestos de trabajo, a la dinamización económica, a favorecer el consumo y el ahorro de las familias, y a favorecer el tejido empresarial”.

En cuanto a la deuda pública de la Corporación, ésta alcanza los 21 millones de euros, lo que supone una reducción en torno a 800.000 euros y la sitúa en torno al 35% del presupuesto de ingresos del Ayuntamiento. Asimismo, el objetivo planteado para el próximo año respecto al periodo medio de pago a proveedores está en los 40 días.

Por último, Juan José Martínez resaltó el incremento del presupuesto del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), dotado este año con más de 13 millones de euros, con nuevas ayudas y prestaciones y un mayor esfuerzo en materia de personal para reforzar el área de Servicios Sociales.