POLÍTICA

Santiago Pérez: “La autonomía está orquestada para que no haya alternancia”

SANTIAGO PÉREZ LIBRO
Santiago Pérez, concejal de XTF-NC en La Laguna y autor del libro ‘Canarias en la España de las autonomías (1983-2014)’. / SERGIO MÉNDEZ

Abogado, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de La Laguna y portavoz del grupo XTF-NC en el Ayuntamiento lagunero, Santiago Pérez ha pensado, repensado, vivido y hasta protagonizado desde la primera fila política la evolución de la autonomía de Canarias. De hecho, fue director general del Gobierno Canarias, vicepresidente del Cabildo de Tenerife, diputado, senador y concejal. Sus reflexiones sobre tres décadas se compilan ahora en el libro Canarias en la España de las Autonomías. 1983-2014, editado por el Centro de la Cultura Popular Canaria. El autor del prólogo, el eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar, escribe que es Pérez “un tipo incorruptible en un entorno político crecientemente degradado”.

-El Estado autonómico está más de actualidad que nunca, con el conflicto catalán… ¿En qué posición se encuentra Canarias?

“En el grupo que ha hegemonizado la politica autonómica desde hace casi un cuarto de siglo hay una actitud imitadora de los nacionalismos con pedigrí, representado por CiU y PNV, y a CiU además lo han imitado en sus peores tics: acaparar el Gobierno como sea, presentarse como que ellos son Canarias y dicen quiénes son Canarias, y el de no asumir nunca responsabilidades por su gestión. Son elementos poco compatibles con un sistema democrático, que, por definición es pluralista, abierto a la alternancia y sujeto al principio de responsabilidad del poder. Tienen una idea de la canariedad un poco cambullonera y victimista, que acalla, no resuelve los conflictos entre los canarios bajo el mito de una mítica hermandad entre los canarios. Pero esos conflictos continúan en la penumbra, de modo que siempre gana el más fuerte. Son dos formas de entender Canarias, la que representa CC y el sentido de canariedad y la forma de entender el Estado de las autonomías como modelo de convivencia, que podemos representar personas como yo ”.

“Clavijo sabe que ha perdido en el conflicto del IGTE, y solo espera a ver su rédito electoral”

-¿En qué ha tenido éxito la autonomía canaria y qué conflictos quedan por resolver?

“El balance medido con termómetro de ejercicio de autogobierno real, democrático, es de déficit, porque esta autonomía está orquestada con un sistema electoral que permite a una élite hacerse definitivamente con el Gobierno, y, en esa medida, el pueblo canario está bastante desplazado del ejercicio de su autogobierno, y eso da lugar a un sistema de gobierno sin posibilidad real de alternancia. Ha habido algunos avances, como en la primera etapa, en los primeros niveles de la educación, así como la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que se planteó injustamente en términos de pleito insular y se le pasó el cobro a La Laguna, algo que me disgustó, porque el pleito es entre las élites de las dos capitales. También el reconocimiento de las especificidades Canarias dentro de la UE, lo que nos permitió ser máximos receptores de ayudas para infraestructuras, que no se aprovecharon del todo bien. En sanidad hubo muchos avances, aunque ahora se ha deteriorado en toda España. Estamos en momento de involución que puede ponernos en punto cero”.

-¿Los canarios apoyaban la autonomía tras el final del franquismo?

“El sociólogo Juan Linz demostró cómo UCD, hegemónica en las primeras elecciones, había incluido en su programa la autonomía cuando descubrió que el 52% de los canarios estaba a favor de la autonomía, que en aquel momento, la transición,  era bandera de la izquierda. Las élites criollas dirigentes en Tenerife se sumaron a esta reivindicación no por convicción, sino con las encuestas en la mano”.

-El conflicto del IGTE ¿es pleito insular o estrategia política?

“Se produce en un momento en que CC ha quedado reducida a sus orígenes y sacan este asunto en vísperas de elecciones generales porque saben que el único territorio donde puede sobrevivir es en las islas occidentales, y particularmente Tenerife y La Palma. El conflicto arranca con propuesta que inevitablemente iba a generar rechazo, y cuando Fernando Clavijo dice que va ganando porque tiene a 6 contra 1, no se da cuenta que ese uno, Gran Canaria, es casi la mitad de la población del Archipiélago. Es un discurso demasiado infantil,  y sabe que ha perdido el conflicto, poner sobre la mesa un argumento de la triple paridad que no tiene parangón para el reparto de fondos en la legislación. Coalición Canaria vuelve a sus orígenes, ATI y API, a su punto cero, que fue el insularismo, como en la Biblia el principio fue el verbo. Pero Clavijo verá el rédito electoral en diciembre y luego verá qué hace”.

“Coalición Canaria vuelve a su punto cero, que fue el insularismo de ATI”

-CC maneja el discurso de que estar en Madrid será clave para formar gobierno y obtener fondos…

“El nacionalismo es como las novelas, a veces adquiere vida propia. Obedece a una lógica  cuya meta siempre es móvil: en Cataluña, cuando han logrado el mayor autogobierno de su histórica, o alejan la meta de nuevo o quedan sin razón de ser”.

-¿Y ese sistema electoral, en Canarias, la triple paridad, se creó con mala fe, como usted dice, o obedeció a razones justificadas?

“En el origen había de todo:   una reivindicación sana de las islas periféricas para salir del olvido y una expresión de recelo en las élites de las capitales de las dos islas que han protagonizado el pleito insular”.