VENEZUELA

Snowden revela que EE.UU. espió a la petrolera estatal venezolana

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha ordenado una revisión integral de las relaciones con Estados Unidos, después de que el exanalista estadounidense Edward Snowden haya filtrado unos documentos que, según indica el mandatario venezolano, demostrarían que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense espió a 10.000 trabajadores de la petrolera estatal PDVSA.

Desde un acto en la ciudad de Puerto la Cruz (estado de Anzoátegui), Maduro informó de que pidió a la ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, entregar una nota de protesta al encargado de negocios de Estados Unidos en Venezuela y efectuar una revisión integral de las relaciones diplomáticas con el país norteamericano.

“A Venezuela se la respeta. ¡A la clase obrera se la respeta!”, dijo el presidente de Venezuela, haciéndose eco de unos informes que presuntamente demostrarían que “Estados Unidos y sus agencias de Inteligencia, así como la Embajada de Estados Unidos en Caracas, estuvieron durante 10 años espiando la vida privada de 10.000 trabajadores de la industria petrolera de PDVSA”.

El jefe de Estado venezolano añadió que irá anunciando “las decisiones que vaya tomando para que el Gobierno de Estados Unidos le pida perdón al pueblo de Venezuela por este agravio que ha cometido”, tal y como informó el periódico El Nacional.

Un documento fechado en el año 2011 y que según el canal TeleSur fue aportado por Snowden, sostiene que la agencia interceptó las comunicaciones de Petróleos de Venezuela, incluyendo las del entonces presidente de la firma, Rafael Ramírez. En el texto afirma, asimismo, que “entender PDVSA es entender el corazón económico de Venezuela”.

Desde la asunción del fallecido Hugo Chávez, en el año 1999, las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos se volvieron tirantes hasta el punto de que en 2008 el líder socialista expulsó al embajador estadounidense en Caracas.

Desde entonces ambos países carecen de embajadores oficiales, y los encargados de negocios de sus respectivas delegaciones son los funcionarios diplomáticos que ostentan el mayor rango, según señala la agencia de noticias Reuters.