economía

Soria: “La recuperación económica peligra si hay un cambio político”

Foto ANDRÉS GUTIÉRREZ
<
>
Foto ANDRÉS GUTIÉRREZ

FOTOGRAFÍA | ANDRÉS GUTIÉRREZ

El ministro de Industria, Turismo y Energía, José Manuel Soria, inauguró ayer en el Iberostar Grand Hotel Mencey de Santa Cruz el primer Foro Premium del Atlántico de DIARIO DE AVISOS, un encuentro que tendrá carácter bimensual y con vocación de convertirse en la cita nacional e internacional de referencia en el Archipiélago. El presidente del Grupo Plató del Atlántico, empresa editora de DIARIO DE AVISOS, Lucas Fernández, así lo señaló antes de dar la palabra al también presidente del Partido Popular de Canarias, al que calificó como “un excelente profesional, con una gran agudeza y sentido de la anticipación”. “Este foro”, aseveró Fernández, “será un encuentro para intercambiar propuestas y pareceres de todos aquellos que tengan algo que decir”.

Durante el Foro, el ministro habló de elecciones, terrorismo y economía. Anunció que a partir del 1 de enero de 2016 el recibo de la luz bajará y será efectivo durante los 12 meses del año; que está de acuerdo en mantener las especificidades de Canarias, pero que al mismo tiempo apoya una revisión del AIEM; que las relaciones con el Gobierno regional están mejor que nunca y también tuvo tiempo para hacer autocrítica. Así, ante un exclusivo número de invitados, Soria reconoció tres errores claves en esta legislatura: la mala gestión de la corrupción, el incumplimiento de las promesas electorales al subir los impuestos y la mala política de comunicación.

Ya en su intervención, el ministro hizo lo que toca con unas elecciones a la vuelta de la esquina: repasar esta legislatura, que calificó como la “legislatura de los grandes cambios”. “Los últimos ataques terroristas, el desafío soberanista de Cataluña o el cambio en la jefatura del Estado con el nombramiento de un nuevo rey han sido algunos de los asuntos que han obligado al PP a cambiar la agenda política”, pero que, aseguró, “no modificarán en gran medida los resultados electorales”.
Pero la situación de partida en 2011 era otra. El ministro recordó que cuando Rajoy llegó al Gobierno se encontró con un país en profunda recesión, con un déficit estructural enorme que, ahora, cuatro años después, ha cambiado “radicalmente”, porque “España ya no es una economía en recesión y ha pasado de destruir a crear empleo. Estamos creciendo por encima de lo que crece Europa”, apuntó.

En este sentido, destacó como una de las medidas más importantes adoptadas por este Gobierno la de evitar el rescate, ya que, añadió, “hubiera supuesto no solo la pérdida de la soberanía económica, sino entre otras cosas, una reducción de las pensiones del 20%, una bajada de los salarios, un importante ajuste de las plantillas de los funcionarios y una subida del IVA de hasta el 23%”. “Una situación que España difícilmente podría soportar”, apuntó.

Soria reconoció que las circunstancias externas, como la bajada del barril de petróleo o la depreciación del euro han ayudado a esta recuperación, pero que han sido la política de consolidación fiscal y las reformas estructurales profundas, “las que han logrado que crezcamos en torno al 3,2%”. El ministro rechazó las críticas de aquellos que dicen que la recuperación económica ha sido a costa del Estado de bienestar porque recordó que 14 millones de españoles perciben hoy en día una prestación y se han creado un millón de empleos. De hecho, apuntó, especialmente para los que critican que el empleo que se está creando es precario, que se ha pasado del 69% de contratos estables en 2011 al 74% en 2015.

Aun así, reconoció que todavía hay más de cuatro millones de parados, pero garantizó que de “persistir esta política económica, es factible que a lo lo largo de los próximos cuatro años se creen dos millones de empleos, lo que supondría 20 millones de ocupados al final de la próxima legislatura”. La recuperación, por tanto “es clara”, así como la creación de empleo, pero advirtió de que “la situación se podría revertir si en las próximas elecciones generales se cambia el signo de la política económica y cambia la hoja de ruta llevada a cabo hasta ahora”. Puso los ejemplos de Grecia o Portugal, países que estaban saliendo de la crisis y creciendo por encima de lo que crece ahora España y han vuelto a la recesión por “un cambio político que ha llevado a una modificación radical en las políticas económicas”.

Corrupción e impuestos

No todo fueron éxitos y logros. El ministro José Manuel Soria reconoció que durante estos cuatro años de legislatura su Gobierno ha cometido errores; “y no pocos”, resaltó. El primero al que aludió es la mala gestión de la corrupción, “que ha afectado muchísimo al partido”. El segundo el “incumplimiento electoral”. “Una de las promesas de Mariano Rajoy durante su campaña electoral fue que no subiría los impuestos. Su primera medida fue justamente lo contrario, subir los tramos del IRPF, el Impuesto de Sociedades y el IVA”. A juicio de Soria, medidas como esta “restan credibilidad”. Y el tercer error es el “fallo” en la política de comunicación. “No hemos escuchado a la gente, no hemos estado cerca de los problemas de la sociedad. En definitiva, no hemos estado en la calle. Nos concentramos en la recuperación económica y dejamos de hacer política y escuchar. Y esto es muy grave”, reconoció el ministro.