santa cruz de tenerife

Urbanismo externaliza la redacción del proyecto del Templo Masónico

Fachada del Templo Masónico de Santa Cruz de Tenerife. |  DA
Fachada del Templo Masónico de Santa Cruz de Tenerife. | DA

La Gerencia Municipal de Urbanismo ha recibido la encomienda de la Sociedad de Desarrollo para que redacte el proyecto de rehabilitación integral del Templo Masónico de Santa Cruz, una redacción que finalmente sacará a concurso el área que dirige Carlos Garcinuño, externalizando así esta encomienda. Este proyecto, según explicó el concejal de Urbanismo, ya había adelantado algunas actuaciones, pero ahora, se debe esperar a que se redacten los pliegos para sacar a concurso la redacción del proyecto. “En estos momentos estamos elaborando las bases para sacar a concurso el documento en el que deben ir recogidas todas las actuaciones a realizar”. Recuerda el edil que ya se han realizado algunos estudios referentes a las pinturas que recubren las paredes del templo.

La licitación tendrá un coste máximo de 150.000 euros aunque como el mismo reconoció, el hecho de que ya se hayan avanzado los estudios mencionados, es posible que sea menor a esa cantidad. Los informes a los que hace referencia Garcinuño son concretamente los encargados en el mandato anterior y que tienen que ver con la elaboración de la planimetría real del templo para dibujar de manera exacta la estructura del edificio, un análisis que estaba previsto que fuera realizado por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) a través del Instituto de las Ciencias de la Construcción.

Junto a este informe, otros cuatro completarían la fotografía del futuro templo masónico. Concretamente el del subsuelo en el que se alza, también la historia del edificio y uno más sobre la pigmentación mural del interior del templo. Además estaba previsto que se analizaran los cimientos del edificio por si estuvieran afectados por las estructuras colindantes.

En cuanto a la pigmentación mural, el informe vendrá a detallar el estilo cromático que tenía originariamente el edificio (sus paredes por ejemplo, estaban pintadas de rojo y aún pueden verse algunos vestigios de la pintura original). Aún no hay fecha para la licitación de la redacción del proyecto de intervención.