Santa Cruz

El 74% de los animales abandonados en Santa Cruz de Tenerife son perros

El 74% de los animales que son abandonados en Santa Cruz de Tenerife son perros y el 26% restante, gatos, según datos de la Concejalía de Medio Ambiente hechos públicos este viernes durante la presentación de una campaña de concienciación para evitar el abandono en esta Navidad.

La rueda de prensa, celebrada este viernes en el Palacio Municipal, contó con la participación del concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa, y la presidenta de la corporación profesional, María Luisa Fernández.

Bajo el lema ‘No se admiten devoluciones, tu mascota no es un juguete’, esta iniciativa pretende concienciar sobre la responsabilidad de regalar seres vivos que, habitualmente, se incrementa durante estos días en coincidencia con la llegada de la Navidad y los Reyes Magos.

“La campaña se desarrollará mediante un anuncio televisivo, además de carteles y vallas publicitarias, instaladas a partir de este lunes gracias a la colaboración del Colegio de Veterinarios”, explicó el concejal.

Fernández, por su parte, agradeció la ayuda del Consistorio y mostró su convencimiento en que este tipo de iniciativas “ayuden a sensibilizar a todos los que están planteándose obsequiar un animal estas Navidades porque, desde el Colegio de Veterinarios, se prefiere que haya menos perros y gatos pero que, los que haya, estén bien cuidados y atendidos”.

Correa agregó que el mensaje de la campaña iniciada hoy “va dirigido a todos aquellos que, cautivados por el deseo de regalar un cachorro, no son capaces de meditar que los animales son seres vivos que necesitan cuidados durante toda su vida y que, a diferencia de los juguetes que Papá Noel o los Reyes Magos dejan a los más pequeños, no admiten devolución”.

Se trata, fundamentalmente, “de apelar a la responsabilidad de quien acude a una tienda de mascotas para adquirir un perro o un gato sin darse cuenta de que es algo para toda la vida y que, especialmente, hay que mantener, educar y cuidar a diario”, comentó.

El edil explicó que la iniciativa “no tiene como fin impedir que se dejen de regalar animales durante estas fiestas, sino que estos obsequios no se hagan a la ligera”.

La campaña quiere concienciar sobre las ventajas y responsabilidades que conlleva adquirir una mascota y, sobre todo, espera recordar a los progenitores que tienen que estar preparados “para lo que supone tener un nuevo inquilino en la familia”.

EL 25% DE LOS ANIMALES SE ENTREGAN EN UN ALBERGUE
El Ayuntamiento estima que únicamente el 25% del total de los animales son entregados voluntariamente en un albergue, y el resto son encontrados en calles y zonas rurales del municipio tras ser abandonados a su suerte.

El perfil de las personas que entregan una mascota en un albergue es el de jóvenes con una edad comprendida entre los 20 y los 35 años y con un nivel sociocultural medio.

Los motivos que esgrimen a la hora de deshacerse de su mascota son alergias, embarazos, el traslado a una vivienda donde no está permitida la entrada a animales domésticos, no poder hacerse cargo de ellos, que el animal pasa demasiado tiempo solo o bien que se ha vuelto agresivo.

En cuanto a las causas de cómo llegó el animal a sus manos, las que más se repiten son su adquisición en una tienda especializada, la recogida en un albergue, fue un regalo o se trata de los cachorros de la mascota que tienen en casa.