elecciones generales 20D

Alfonso Guerra ‘saca la cara’ por el PSOE y por Canarias en Adeje

Alfonso Guerra mostró su habitual ironía y cargó duramente contra el presidente del Gobierno. | DA
Alfonso Guerra mostró su habitual ironía y cargó duramente contra el presidente del Gobierno. | DA

El exvicepresidente del Gobierno de España Alfonso Guerra afirmó ayer que el presidente y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, “va a tener que hacer la cena de Navidad en Alcalá Meco, porque tiene a todos sus amigos allí”. Así lo puso de manifiesto el socialista durante un mitin en Adeje, en el que tildó al popular de “presidente durmiente”, añadiendo que, frente a la corrupción política, “lo importante es tener un corazón caliente y capacidad de indignarse”.

El veterano político socialista abordó también diferentes asuntos de actualidad para el Archipiélago y apostó por recuperar el Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC), los convenios con el Estado “que el PP ha incumplido sistemáticamente en estos cuatro años”, aumentar la financiación de la Comunidad Autónoma, reforzar el estado del bienestar en las Islas y reformar una ley electoral que, afirmó, “es la más antidemocrática de España”.

Así, Guerra habló de la alta tasa de paro que registran Canarias y el conjunto de España, “pero el PP falsea las estadísticas y da unas cifras de contratos espectaculares, con mentiras”.

Por su parte, ante la próxima cita electoral del próximo domingo, animó a la ciudadanía a “no resignarse, a no rendirse, porque la verdad y la justicia se abrirán paso, pero para eso hay que votar”. Tras hacer un especial hincapié en la “fuerza enorme del voto”, advirtió de que los socialistas seguirán en la lucha y recalcó que ganando el PSOE, “también gana Canarias”.

“No saben de lo que somos capaces los socialistas cuando nos ponemos en marcha”, continuó el exvicepresidente, que reiteró su apuesta por la igualdad, la libertad y la solidaridad.

“No bajemos las banderas que ha alzado siempre el socialismo; no apoyemos fuerzas que quieren eternizar la desigualdad, los rescates a los bancos y los recortes a los ciudadanos, y no apoyemos partidos que no tienen fuerza para gobernar”, dijo.

En su intervención, afirmó que la reforma laboral del PP “supone un retroceso de 200 años, porque ha acabado con la negociación colectiva”. “Este golpe gravísimo -prosiguió- se resolverá inmediatamente después del 20 de diciembre”, para asegurar que otros tantos problemas que el PP ha “agravado” con sus políticas “también tienen soluciones, pero hace falta voluntad, convicciones ideológicas y oficio”. Mientras, Guerra consideró necesario ser “cautos” en los compromisos que se adquieren con la ciudadanía, “porque afrontamos problemas muy serios”, entre los que destacó los movimientos migratorios o la desigualdad entre los pueblos y las personas. “Existen unas exigencias mínimas sobre las que no se puede discutir. Hay que dar ayuda, un techo, comida, porque es una obligación que tenemos como seres humanos, y el sentido de nuestra vida no es nada más que ayudar a otras personas a vivir la suya”, concluyó.

Sánchez se da un baño de masas en Valencia
El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, logró llenar ayer el pabellón de La Fonteta de Valencia con más de 8.000 personas, en el que fue el mayor mitin de la presente campaña del PSOE para estas elecciones generales.
Los socialistas valencianos, con el presidente de la comunidad, Ximo Puig, a la cabeza, lograron así organizar la mayor demostración de fuerza del PSOE en esta campaña, en la que, hasta ahora, solo se habían hecho mítines de hasta 2.500 personas. Ese fue el lleno que tuvieron el sábado en Sevilla. Sánchez eligió así Valencia para su mitin central de campaña, como ya ocurrió en la campaña de las autonómicas y municipales de mayo, cuando logró llenar la Plaza de Toros con más de 12.000 personas.
En esta ocasión, el lugar elegido fue el pabellón del Valencia Básket, preparado para un aforo de 8.000 personas -se cubrió con una lona una parte frente al escenario-, y que consiguieron llenar con militantes y socialistas que celebraron, con ambiente festivo, la visita de su candidato a la Presidencia. La Fonteta ya estaba llena casi una hora antes de que comenzara el acto, con la llegada de muchos autobuses de toda la región. Dentro les esperaba la actuación de Bajoqueta Rock, grupo de música en valenciano.