música

Amadou & Mariam: “Nuestra música trasciende fronteras, va directa al corazón”

El municipio de Arona acogerá el próximo sábado día 5 la primera edición del Festival de las Capacidades CAP-FEST. Será en el Bulevar Chajofe de Los Cristianos, con entrada libre y la presencia de los artistas invidentes Amadou & Mariam como cabezas de cartel. Pareja y tándem musical desde hace años, son uno de los grandes exponentes de la siempre prolífica música maliense.

-¿Es su primera visita a Canarias?
“No, no, en absoluto. Hemos estado varias veces en Las Palmas. Allí tocamos en el Womad hace ya algunos años, en el 2013, y con anterioridad también, creo recordar que fue en el año 2005. Conocemos el calor del público canario”.

-¿Cómo se conocieron? ¿Siguen viviendo en Malí?
“Nos conocimos hace ya mucho tiempo, en un instituto para ciegos de Bamako, en Malí. En el año 1980 nos casamos y desde entonces somos pareja y dúo musical. Pasamos una etapa de nuestra vida en Costa de Marfil, pero siempre hemos fusionado la música tradicional con el blues, desde nuestros inicios. Actualmente vivimos entre Malí y Francia, somos una especie de nómadas”.

-¿En qué medida fue decisivo en su carrera el apadrinaje de Manu Chao?
“Muy importante, conocer a Manu Chao fue una experiencia increíble. Manu produjo nuestro álbum Dimanche a Bamako (Domingo en Bamako). Él es una persona muy reconocida musicalmente y eso permitió que nuestra música llegara a más gente. Pero sobre todo, con Manu disfrutamos porque pudimos seguir haciendo una música mestiza, con corazón”.

-Ustedes fueron capaces de trascender la esfera de world music, con fans en todo el mundo: ¿Se puede decir que existe un sonido Amadou y Mariam?
“Sin duda, nuestra trayectoria musical nos ha permitido consolidar un sonido propio que viene de la música tradicional de Malí, pero lo hemos abierto a influencias como el blues o el rock, por lo que esta mezcla es la que al final hace nuestro sonido tan característico”.

-¿Cuál es la dificultad de ser artista en Malí hoy?
“Hoy en Malí es muy difícil ser artista. Hay pocas oportunidades y lo verdaderamente complejo es encontrar producción para el talento maliense. Grabar un CD en nuestro país es todo un reto”.

-Ustedes participaron en la investidura de Barack Obama. ¿Se consideran personajes políticamente comprometidos?
“No, en absoluto. No es algo que tenga que ver con la política. El presidente Obama ama nuestra música. Compartimos cosas comunes, hablamos de la vida cotidiana, de las causas humanitarias. Para nosotros fue un gran honor que nos recibiera en la Casa Blanca”.

-¿Cómo se explica que la música de Malí se exporte tan bien al exterior?
“Quizás la clave está en la existencia de grandes festivales en Estados Unidos, Gran Bretaña y España en los que se puede proyectar la música de Malí. Nuestra música trasciende fronteras, no entiende de idiomas, va directa al corazón”.

-¿Qué opinión les merece la paranoia que existe en Occidente acerca de la religión musulmana y los que la profesan?
“Todas las religiones hablan de tolerancia, paz, amor. El problema está en las posturas radicales que desvirtúan la base. El mundo debería ser más tolerante y creer más en la condición humana, por encima de las diferencias religiosas, de credo”.

-¿Se materializará esta vez el diálogo de paz en Malí?
“Bueno, por desgracia, no existe una verdadera voluntad de terminar con un conflicto que se prolonga desde el año 2012. Tal y como están las cosas hoy en día es difícil llegar a un acuerdo de paz permanente. Pero tenemos que creer en que habrá una salida”.

– ¿Cuáles son sus próximos proyectos? ¿Para cuándo el siguiente disco?
“Tenemos mucho material grabado y ya estamos trabajando en nuestro próximo álbum, por lo que, si todo va como esperamos, en breve tendremos un nuevo proyecto consolidado y terminado”.

-¿Qué puede esperar la gente de su concierto en Tenerife?
“Será una ocasión para bailar y cantar juntos. Aportaremos, sobre todo, ritmo y calor para el espíritu”.