tenerife

Anillo insular: penúltima estación

Vera de Erques 27.03.15.- Visita a las obras del anillo insular a la altura de Vera de Erques.
<
>
Vera de Erques 27.03.15.- Visita a las obras del anillo insular a la altura de Vera de Erques.

Esqueletos en cuevas en Santiago del Teide y petroglifos en la zona de Los Menores, en Adeje, han sido algunos de los hallazgos más sorprendentes que han quedado al descubierto a raíz del trabajo de las excavadoras que operan en el trazado del anillo insular, una de las obras más ambiciosas y complicadas que se han acometido en decenios en la isla de Tenerife. Los descubrimientos están hoy a buen recaudo. Tanto los restos humanos, que fueron localizados en 2007, como los símbolos grabados en rocas, aparecidos en diferentes etapas de la obra, han quedado en manos de Patrimonio Histórico-Artístico y Arqueológico.

Ahora los trabajos del tramo sur del faraónico proyecto tocan a su fin, al menos en su columna vertebral. Apenas quedan unos días para la apertura de un nuevo tramo, de casi siete kilómetros de longitud, que enlazará la glorieta de Armeñine con el viaducto de Erques, llamado a convertirse en el nuevo icono arquitectónico del Sur. Es ahí, justo en ese punto, donde se establece la frontera entre los municipios de Adeje y Guía de Isora.

A partir del próximo jueves comenzarán las pruebas de carga, última evaluación de seguridad antes de su apertura al tráfico. La primera será en esa fecha y la segunda se realizará el sábado día 12. “El puente se llenará de camiones con unas características concretas, para comprobar el grado de deformación, que será imperceptible para un coche; todo el peso se pondrá en un carril, después en otro y en ambos”, señala José María Riera, director de la obra. Su peso total supera las 2.500 toneladas y en su construcción, que ha tardado casi un año, se ha empleado un hormigón especial que, contrariamente al convencional, cuando fragua aumenta su volumen, lo cual permite que el arco gane adherencia entre el acero y hormigón.

Con la apertura de esta nueva franja se completarán 21 kilómetros de nueva vía entre los municipios de Adeje y Santiago del Teide. Casi siete serán de autovía de doble sentido, cuya apertura está prevista antes de que concluya el año, a partir del final de la autopista TF-1. Los 14 kilómetros restantes, que atraviesan el municipio de Guía de Isora hasta llegar a Santiago del Teide, y que se abrieron al tráfico el pasado mes de abril, tienen la consideración de vía rápida, con dos carriles hacia la zona noroeste y uno hacia Adeje, para el que ya se buscan alternativas dirigidas a los vehículos lentos con el fin de que agilizar la circulación. Su diseño deja la puerta abierta a la futura ampliación de la autopista, incluyendo la franja de suelo que se deberá expropiar para la ejecución de la segunda calzada.

Otro de los iconos de la nueva arteria es el túnel del Bicho, un doble tubo que atraviesa una zona montañosa en el municipio de Santiago del Teide con una extensión de 1.043 metros lineales.

Enlaces

El director de la obra también confirmó que está prácticamente terminado, a falta de últimos detalles de jardinería, el enlace de Armeñime (Adeje), en la Glorieta a nivel de La Atalaya, con conexión a la TF-1, a la carretera de la costa, a la TF-47 en dirección a Los Gigantes, a la vía que conecta con Guía de Isora y al viario de servicio previsto en la zona. Precisamente, según la previsión de la consejería, esta semana se procederá a su asfaltado.

Prácticamente finiquitado está también el enlace de bifurcación, tipo glorieta, al puerto de Fonsalía (enlace de Erques), en las proximidades del campo de golf de Abama. Lo mismo ocurre con el enlace de Tejina, que sirve de conexión con la carretera municipal que baja desde las poblaciones de Tejina de Guía hasta Agua Dulce, barrio próximo a Playa San Juan. Del mismo modo, en su fase final se encuentran los enlaces de Guía de Isora, que conecta con el casco urbano y la TF-82; el de Chío, que enlaza a través de la TF-82 con este núcleo y con la carretera de acceso a Las Cañadas del Teide; y el nudo de Santiago del Teide, que supone una conexión con la carretera a Chío por Las Manchas y Arguayo. En estos trabajos, dada la abrupta orografía de esta zona de la Isla, se han tenido que levantar muros en los ramales para evitar una mayor ocupación de suelo.

José María Riera y todo el equipo que dirige centrarán sus esfuerzos a partir de ahora en el tramo que se inicia en el enlace de Erques hasta la carretera insular TF-47, entre Alcalá y Playa San Juan, la futura bajada a Fonsalía. En este trazado destacan los dos viaductos más altos de toda la obra con una altura de pilas superiores a los 60 metros. Su longitud total es de 5.600 metros y tendrá tres carriles. La difícil topografía del lugar ha obligado a planificar la construcción de dos puentes más, además de los dos viaductos citados. Las previsiones indican que estará lista en el plazo de un año. Para la cuadratura del círculo, falta el tramo más complicado y costoso -su presupuesto supera los 300 millones de euros- que convertirá en una realidad la unión definitiva entre el Norte y el Sur: el túnel de Erjos, cuyo trazado enlazará Santiago del Teide con El Tanque.

Los beneficios sociales y económicos de este macroproyecto serán notables. Un estudio elaborado por el Cabildo en 2007, año en que comenzó la obra, ya cifraba en más de 250 millones al año el ahorro que supondría para los ciudadanos la apertura del anillo insular.

Una obra adaptada a su entorno

– Desde el punto de vista medioambiental, la Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias destaca el 100% de reutilización de materiales procedentes de la excavación para hormigón, asfalto, zahorra, suelo seleccionado y escolleras, entre otros. Además, subraya la mínima incidencia producida en los barrancos, tanto en los cauces como en las laderas. Se ha puesto especial cuidado en la defensa de especies amenazadas y se ha procedido al trasplante de especies de bosque termófilo, preferentemente sabinas, acebuches y almácigos. Además, se ha registrado y trasladado patrimonio arqueológico, como esqueletos encontrados en cuevas de Santiago del Teide, petroglifos en Los Menores (Adeje) y eras en Abama (Guía de Isora). Por último, se recolectaron semillas de especies amenazadas, se eliminaron otras exóticas invasoras y se restituyeron caminos reales, evitando el efecto barrera.

– En cuanto a los servicios afectados, el departamento de infraestructuras del Gobierno de Canarias destaca que los trabajos han repercutido sobre 340 kilómetros de tuberías, que han tenido que ser desviadas. Las obras también han producido un impacto sobre dos líneas de alta tensión y 20 de media tensión. La telefonía tampoco se ha librado, al resultar afectadas 24 líneas en todo el trazado de la obra. También ha habido afección sobre el alumbrado público de la autopista del Sur (TF-1). La relación se completa con la canalización de más de 300 conducciones bajo la calzada para el paso de servicios.