política

“Asumimos que la situación de Canarias merece un trato especial”

Esta entrevista se realizó sobre la marcha. Durante su reciente visita a Tenerife, el DIARIO acompañó a la comitiva de Pablo Iglesias en el trayecto desde la emblemática plaza del Adelantado, en La Laguna, hasta el campus de Guajara, previa parada en San Matías. La destreza profesional del conductor del microbús contratado por la organización permitió sortear los baches y propició que el candidato a presidente del Gobierno respondiera sin rodeos. Lo que se encontró por el camino era como una pulga al lado de un elefante en comparación con lo que le esperaba en el aulario de la Universidad. La paliza de la campaña electoral justifica el cansancio. Se fue despertando paulatinamente. Pronto, el león desconfiado adoptó la forma de un gato sociable pero no domesticado. Las garras las había afilado para los adversarios políticos ante la perspectiva de arañar votos para consolidar la remontada en las encuestas tras el debate a cuatro en Atresmedia y en vísperas del combate dialéctico a dos entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. A modo de aperitivo de la comilona, Iglesias terminó el recorrido por la calle de la Carrera abrazando a una gente que, frente al Ayuntamiento, defendía la gestión municipal de los servicios sociales. En el otro sitio se interesó por los problemas habitacionales de unas familias atrapadas en unos bloques de vivienda de promoción pública. En medio, una amena charla.

-¿Qué referencias tiene Podemos de Canarias?

“Para nosotros, Canarias es un territorio fundamental. Sé que ha vivido una situación particularmente difícil. Los niveles de paro aquí han sido, y son, enormes. Lo mismo cabe decir de la desigualdad y de la corrupción. Pensamos, además, que Canarias podría ser un referente de las energías renovables y de un plan nacional de desarrollo energético que hiciera a nuestro país más soberano e independiente de los combustibles fósiles. Creo que las prospecciones petrolíferas [un proyecto al que renunció Repsol por las presiones sociales y políticas] fueron un error terrible”.

-Aparte de la frustrada confluencia con Izquierda Unida, ¿hubo algún acercamiento por parte de alguna otra fuerza política de las Islas?

“Bueno, Podemos es una fuerza política que siempre ha apostado por el protagonismo popular y ciudadano. Vamos a seguir trabajando en esa línea. Contar, por ejemplo, con Victoria Rosell como candidata [número uno al Congreso de los Diputados] en Las Palmas para nosotros es un honor. Hicimos Podemos para eso, para que pudieran dar un paso al frente ciudadanos y gente corriente que va a estar ahora en las instituciones”.

-¿Reivindicar la despolitización de la justicia y poner de candidata al Congreso a una juez en activo no es una incongruencia?

“Todo lo contrario. Los que atacan la independencia de la justicia son los que presionan a los jueces. Que un juez, que no deja de ser un ciudadano, pida una excedencia y ejerza sus derechos civiles y políticos es un ejemplo de salud democrática. Y estamos encantados de que algunos que se han destacado por combatir la corrupción den un paso tan valiente, que va a traer una regeneración democrática a nuestras instituciones”.

-¿La intervención del ministro José Manuel Soria en ese lío en el que se ha visto envuelta Rosell beneficia a Podemos?

“No lo sé. Creo que Soria es uno de los exponentes de la mala gestión y del fracaso de las políticas del Partido Popular. Estoy convencido de que Podemos va a ganar las elecciones en Canarias y en toda España”.

-¿Qué cuentan los compañeros del grupo parlamentario en Canarias de estos primeros meses de la legislatura autonómica?

“Están muy satisfechos. Están haciendo un trabajo importante, al igual que los compañeros que participan en otras asambleas. De alguna manera han sido portadores de aire fresco en las instituciones, demostrando que cobrando tres salarios mínimos no solo se puede estar en el
Parlamento, sino trabajando mucho mejor que los demás”.

-¿Para qué sirve el Régimen Económico y Fiscal?

“Hay muchas cosas que mejorar. Los compañeros de aquí están formulando propuestas muy interesantes al respecto, que tendrían que servir para asumir que la situación de insularidad implica que debe existir un tratamiento y una consideración especial para Canarias. En ese sentido no hay discusión. Sí hay discrepancias de fondo sobre cómo llevarlo a la práctica”.
[Podemos considera que el REF hay que mantenerse en algunos aspectos, como las subvenciones al transporte, pero denuncia que un instrumento como la reserva de inversiones (RIC) se utiliza para la “evasión fiscal”].

-Desde otras candidaturas acusan a Ciudadanos y a Podemos de querer cargarse el REF…

“Nosotros vamos a trabajar para defender los derechos de las canarias y los canarios. Y nuestros compañeros de aquí lo han demostrado con creces”.

-¿Sería conveniente convocar un referéndum para que los canarios decidan sobre eso?

“Preguntar a los ciudadanos en general es algo bueno”.

Foto FRAN PALLERO
Foto FRAN PALLERO

-¿También para conocer el parecer de la opinión pública en relación a los pactos poselectorales?

“Nosotros pensamos que ahora mismo toca hablar de las elecciones [del 20 de diciembre]. Estamos a las puertas de un partido de fútbol. Y, ante una final, lo fundamental es concentrarte en el partido, no en lo que va a ocurrir después. En cualquier caso, somos la formación política que en España somete a referéndum, no solamente entre los militantes, sino de cualquier ciudadano que se inscriba, cuestiones fundamentales. Lo hemos demostrado muchas veces”.

-¿Definir las alianzas antes del escrutinio no es un ejercicio de transparencia democrática?

“Nosotros estamos trabajando para ganar las elecciones”.

Foto FRAN PALLERO
Foto FRAN PALLERO

-¿La propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía tendría que volver al Parlamento de Canarias o se podría intentar el consenso en las Cortes Generales?

“Yo soy un demócrata y entiendo que esa circunstancia dependerá de la voluntad de los canarios y las canarias”.

-¿A Cataluña le asiste el derecho a la autodestrucción?

“Yo creo que Cataluña va a ser clave en el futuro de España y estoy convencido de que asumiendo la plurinacionalidad y la diversidad se puede construir un país en el que todos los ciudadanos se sientan a gusto”.
[Podemos ha enmendado su programa electoral para incorporar la “convocatoria de un referéndum con garantías” en Cataluña para que la ciudadanía se pronuncie sobre el modelo de “relación territorial”].

-¿Canarias es una nación?

“Eso lo tendrán que decidir los canarios y las canarias”.

-¿Esto de sustituir el concepto de “Estado español” por el de “este país”, en lo que Podemos coincide con Izquierda Unida, forma parte de alguna estrategia?

“Habría que preguntárselo a ellos [IU-Unidad Popular]”.

-¿Cuál es el criterio de Podemos en este aspecto concreto?

“Nosotros hablamos de país y de España”.

-A la vista del resultado de las últimas elecciones legislativas, ¿Venezuela ha madurado?

“Cuando los ciudadanos votan están eligiendo. Y, en este caso, los resultados han sido claros. En su mayoría, los venezolanos no estaban satisfechos con el partido del Gobierno. Bueno, eso suele ocurrir en democracia. Cuando se producen elecciones regularmente, los ciudadanos votan y eligen. No diría que es muy distinto a lo que he visto en el ámbito de la política exterior. Cuando nosotros gobernemos en España tendremos unas magníficas relaciones con todos los países latinoamericanos independientemente del color político”.

-¿La reacción del presidente de la república ha sido la correcta? Al principio parecía que aceptaba el veredicto de las urnas, pero después se puso farruco…

“Estoy muy centrado en la campaña electoral y la verdad es que no sigo demasiado lo que ocurre en otros países”.

Foto FRAN PALLERO
Foto FRAN PALLERO

-El expresidente de Brasil Lula da Silva ha expresado sus simpatías por Podemos y desea que coseche un “gran éxito”…

“Tengo un enorme respeto por el expresidente Lula. Para nosotros es un honor que alguien como él, que logró un desarrollo económico sin precedentes, nos muestre simpatía”.

-Primero Cuba, después Argentina y ahora Venezuela… ¿Se está derritiendo el polo bolivariano?

“Nosotros somos una fuerza política española y hay una tendencia a la remontada en estos momentos, por lo que estamos pensando en ganar estas próximas elecciones. Eso sí, vemos con mucho interés la actualidad de la política internacional”.

-¿Qué tal es Macri?

“Tengo entendido que [Mauricio] Macri es un señor muy conservador con mucha amistad con José María Aznar. En cualquier caso, cuando sea presidente del Gobierno, mantendré con él una relación cordial, al margen de las diferencias”.

-Las encuestas no pintan mal…

“Nosotros siempre somos muy prudentes con las encuestas. No obstante, ya en las últimas, antes del debate, se percibía algo que todo el mundo reconoce, que es una remontada de Podemos. Hay muchas posibilidades de que ganemos las elecciones y ahora lo que toca es continuar
trabajando duro”.

-¿El debate del lunes entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez será decisivo? ¿Desde Podemos lo van a seguir con interés?

“Claro, debatir es bueno y yo siempre he estado dispuesto al contraste de ideas. Creo que es una pena para España y hasta para los votantes del Partido Popular es incómodo que su presidente tenga tantas dificultades para dar la cara”.

-¿Qué contrincante estuvo más convincente el otro día?

“Eso lo han de decir los ciudadanos. Creo que no es elegante eso de que uno se autoproclame ganador, que lo diga la gente. De todas formas, pienso que fue un debate histórico, que marcó un antes y un después y que es bueno que los ciudadanos analicen las diferentes opciones cuando los candidatos hablan cara a cara, sin trampas, cuando no hay preguntas pactadas. Es un elemento de talante democrático”.

-La gracieta de la operación Menina, sobre una supuesta trama urdida para colocar a Soraya Sáenz de Santamaría al frente del Consejo de Ministros, ha sido calificada de machista…

“Fue por lo visto una creación del ministro de Exteriores, según he leído en internet, en homenaje a un cuadro de Velázquez. Yo me limité a repetir una denominación difundida por algunos medios de comunicación. Si le molesta, que le pida explicaciones a García-Margallo”.

Una evolución en varios pasos hacia el infinito

Natural de Madrid, de 1978, Pablo Iglesias Turrión creció políticamente en la caverna mediática. Aunque ya llevaba tiempo gateando, empezó a andar en el programa El gato al agua, de Intereconomía. En el presente se le relaciona más con La tuerka y el canal Hispan TV, financiado por Irán. De repente se convirtió en un tertuliano habitual en las televisiones, pero acabó tan quemado que optó por dosificar sus apariciones. Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas, y profesor en la Universidad Complutense, Pablo Iglesias militó en las juventudes comunistas. Se responsabilizó de varias misiones de observación electoral en América Latina y asesoró a IU en 2011. El 17 de enero de 2014 presentó el proyecto político Podemos y meses después encabezó la lista al Parlamento Europeo, donde se convirtió en la cuarta fuerza política en España, con cinco escaños (1.245.948 votos). Al año siguiente concurrió a las elecciones autonómicas del 24 de mayo con un documento “de consenso” que recogía 215 medidas para “un proyecto de país”. Lo que empezó siendo una sucesión de círculos de gente indignada y desencantada para defender “la decencia, la democracia y los derechos humanos” es en estos momentos una opción de gobierno, una evolución que ha sorprendido a sus propios fundadores. El 24 de julio, Pablo Iglesias resultó elegido candidato de Podemos a las elecciones generales con el 93,89% de los votos de los participantes en las primarias. Puso tres condiciones: recibir 50.000 avales ciudadanos (los consiguió en un solo día), abogar por la confluencia con otras organizaciones y que todos los candidatos siempre fueran elegidos por voluntad popular. Pero llegar hasta este punto no ha sido un camino de rosas. A Iglesias le han llovido críticas furibundas. Un sector de Podemos que se queja de un viraje al centro que él prefiere llamar “centralidad”. Sin ir más lejos, el 6 de diciembre asistió a la recepción en el Congreso por el día de la Constitución. Entiende que la “mayoría social” no quiere una Nueva Carta Magna, sino una reforma. Podemos plantea cinco ejes: lucha contra la corrupción, independencia judicial, blindaje de los derechos sociales, “derecho a decidir” y sistema electoral.