SUCESOS

Fallece un exmilitar en el incendio de su vivienda en el barrio de Salamanca

El siniestro fue en el número 21 de la calle del Poeta Viana. / A. GUTIÉRREZ El siniestro fue en el número 21 de la calle del Poeta Viana. / A. GUTIÉRREZ El siniestro fue en el número 21 de la calle del Poeta Viana. / A. GUTIÉRREZ El siniestro fue en el número 21 de la calle del Poeta Viana. / A. GUTIÉRREZ
<
>
El siniestro fue en el número 21 de la calle del Poeta Viana. / A. GUTIÉRREZ

Un varón de 72 años de edad falleció ayer en el incendio de su casa, acaecido en la calle del Poeta Viana del santacrucero barrio de Salamanca, en información captada entre testigos y corroborada por distintas fuentes oficiales. El infortunado se llamaba Wladimiro y es un vecino muy conocido tanto por su condición de exmilitar como por su profesión como farmacéutico.

El trágico siniestro se produjo minutos después de la una y cuarto de la tarde, cuando los vecinos alertaron del humo que salía del número 21 de la referida calle.

El operativo para sofocar las llamas no resultó nada sencillo dado que, por un lado, la vivienda contaba con puertas blindadas y, por otro, los efectivos del Consorcio Insular de Bomberos desplazados al lugar tuvieron que desplegar la escalera para actuar en el alto del inmueble. Ya en el interior de la vivienda, comprobaron que la virulencia del fuego se debía a la acumulación de material existente en la casa, fundamentalmente libros y basuras. También dieron con armas, munición y hasta un AK 47 simulado.

En la vivienda se encontró un AK47 simulado, varias armas y munición. / ANDRÉS GUTIÉRREZ
En la vivienda se encontró un AK47 simulado, varias armas y munición. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

Cuando los bomberos finalmente lograron extinguir las llamas y procedían a ventilar la vivienda, las peores sospechas se confirmaron al dar con el cadáver del propietario en su interior, al que se le había intentado localizar sin éxito.

Policías nacionales se hicieron cargo de la investigación del incidente así como del cadáver hasta la llegada de la Autoridad Judicial. La Policía Local capitalina colaboró con el resto de actuantes.