CANDELARIA

El Ayuntamiento lanza una declaración contra la gasificadora

Salió adelante una moción de SSP contra la introducción del gas y a favor de las energías renovables. / NORCHI
Salió adelante una moción de SSP contra la introducción del gas y a favor de las energías renovables. / NORCHI

Candelaria firmará una declaración política contra el gas, tras el acuerdo tomado ayer en el último pleno municipal del año, con los votos a favor del grupo de gobierno (PSOE-CC) y Sí se puede, y la negativa del Partido Popular, tras una moción presentada por Agustín Espinosa, edil de Sí se puede.

Tras una larga exposición, la moción defendida por Espinosa pretendía una declaración institucional para que “Candelaria se muestre favorable a las energías renovables, mostrando su rechazo a la gasificadora de Granadilla” que, según el concejal de Sí se puede, “condena a la isla de Tenerife a un modelo sucio y a Gran Canaria y El Hierro a unas energías limpias y renovables”.

El representante de Sí se puede incidió “sobre el posible impacto medioambiental en el municipio, al ser este atravesado por el gaseoducto que llevará el gas desde el puerto de Granadilla a Santa Cruz, hipotecando sobre todo el futuro de Las Caletillas”, a la vez que puso en duda “la operatividad del puerto granadillero, por las condiciones del mar que se dan en la zona”, comentó el también biólogo marino.

Para Espinosa, “Canarias debe convertirse en la meca de las energías renovables, porque tiene el acceso a la tecnología, y condiciones climáticas, sol, mareas, viento y volcán, inmejorables, y aquí, sin embargo, se sigue apostando por quemar carburantes fósiles”. Por este motivo, a juicio de Sí se puede, una declaración del Ayuntamiento en este sentido resulta muy “oportuna”, ahora que “recientemente el Tribunal Supremo ha puesto en entredicho la ejecución de la regasificadora prevista en Granadilla”.


600.000 euros para el Cine Viejo

-Reformas. A una pregunta del PP, Fernando Alduán, concejal de Urbanismo, adelantó que el presupuesto de 2016 recoge una partida de algo más de 600.000 euros para atender la reforma del espacio cultural Cine Viejo, que se mantiene cerrado desde hace tiempo, por el amianto que tienen las planchas de su tejado. Alduán señaló que “se está preparando el pliego de licitación de las obras, que tendrán una duración de seis a ocho meses, para reformar los baños y retirar las placas de amiento del tejado”.

-Bibliotecas. La moción de Sí se puede sobre la petición de un reglamento sobre bibliotecas municipales fue desestimada por el grupo de gobierno, que manifestó por boca de Manuel González, edil de Cultura, que se han ampliado horarios y mobiliario, estando previsto la contratación de auxiliares de biblioteca para atender con más horas la red de bibliotecas públicas en todo el municipio.

-Bolsa de locales. Tampoco salió adelante la moción presentada por el Partido Popular en la que se planteaba la creación de una bolsa de locales comerciales para actividad empresarial, “a semejanza de lo que ocurre en Güímar y Los Realejos”, indicó el portavoz del PP, Juan Miguel Olivera. La alcaldesa, Mari Brito, rechazó la propuesta porque “no estamos habilitados ahora para concretarlo en el presupuesto de 2016”, alegó.

La sorpresa, relativa, vino con el apoyo rotundo del grupo de gobierno formado por socialistas y nacionalistas -los mismos que gobiernan en el Cabildo- a la moción de Sí se puede, algo que agradecieron tanto Agustín Espinosa como la portavoz de SSP, Mayca Coello: “Estoy emocionada, todavía no me lo creo”.

Fernando Alduán, concejal de Urbanismo, manifestó que “nos alegramos y mucho, aunque la paralización sea temporal, de la sentencia del Supremo. Nos preocupa que el Gobierno de la Isla apueste por el gas, por el gasto que acarrea y el impacto ambiental que supone un gaseoducto y el freno evidente que causa a las energías renovables. Socialmente está muy de moda decir una cosa y votar otra. No se puede decir que el gas es el presente y el futuro las energías renovables. Yo quisiera parecerme a Gran Canaria y no a Tenerife, como han decidido, tras dar vía libre el Gobierno de Canarias a cada isla para decidir sobre la instalación del gas o no”, sentenció Alduán. En repuesta al voto en contra de los populares, Fernando Alduán afirmó que “no se puede hablar de tránsito cuando se invertirán miles de millones en la gasificadora. Este no es un brindis al sol, sino la perseverancia por lograr la implantación de las energías renovables y no solo con la implantación de molinos de viento”, afirmó.

René Marrero, del Partido Popular, explicó su voto en contra en base a que “el PP de Candelaria está a favor de las energías limpias y renovables, no obstante desafortunadamente, no ocurrirá de la noche a la mañana, por eso el gas natural resulta idóneo para comenzar un futuro de emisiones de CO2”.

El secretario ve ahora irregularidades con la piscina

La piscina cubierta de Candelaria, tal y como adelantó este periódico el martes, no podrá construirse antes de tres meses, después del plazo dado por el Pleno a la UTE Centro Deportivo Candelaria para que presente el proyecto definitivo en el que delimite los metros cuadrados que va a dedicar al uso deportivo -nueva calificación del suelo dotacional- y al uso comercial que recoge el PGO, tras desestimarse el recurso de Syocsa.

El secretario Octavio Fernández sorprendió al reconocer que había indicios de ilegalidad en el anteproyecto -según un informe que redactó en junio y no entregó hasta noviembre- que el mismo puntuó durante el concurso público, por lo que propuso llevar el expediente a la Junta Consultiva de Contrataciones Administrativas del Ministerio de Hacienda, algo que sorprendió al edil de Urbanismo, Fernando Alduán: “El secretario no está para proponer, para eso está la alcaldesa o los concejales”, le espetó, mientras descartaba su opinión. La oposición puso sobre la mesa las presuntas ilegalidades del proceso por tener el anteproyecto más metros cuadrados de uso comercial que deportivo y Alduán dijo que “todo se decidirá cuando esté el proyecto definitivo”.