CIS

Baja la preocupación por el paro pero crece por la corrupción, sanidad, educación y nacionalismos

El paro sigue siendo el principal problema de España aunque la preocupación que genera bajó ligeramente el pasado mes de noviembre, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que, por contra, refleja un aumento de la inquietud de los ciudadanos por la corrupción, la sanidad, la educación, los problemas sociales en general y los nacionalismos.

Además, el sondeo, dado a conocer este jueves, revela que la situación económica sigue siendo “mala o muy mala” para el 65,6% de los encuestados, justo un punto más que en el mes anterior, mientras que también crecen los que la juzgan “buena o muy buena”, que llegan al 4,1%.

A menos de dos meses para la celebración de las elecciones generales, la situación política era descalificada por el 68,2%, frente al 70,4 que la definía como “mala o muy mala” en octubre. Sólo el 4% se atreve a calificarla como “buena o muy buena”.