política

Los cabildos incorporan la energía renovable al plan de desarrollo

Foto.  / DA
Foto. / DA

Con el voto en contra del Cabildo de Gran Canaria, como de costumbre en el asunto del IGTE, la Fecai aprobó ayer el documento de la distribución de los fondos liberados a cuenta de la compensación por la extinción del impuesto general del tráfico de empresas (predecesor del IVA y del IGIC). Al acuerdo alcanzado con el jefe del Ejecutivo regional, Fernando Clavijo, se le han introducido algunos “matices”, explicó Marcial Morales, presidente de turno de la federación, a los medios de comunicación en una sala del Palacio Insular de Tenerife. La principal novedad es la incorporación de las energías renovables, “con dotaciones que pongan en valor el producto turístico”. Se ha querido dejar claro, asimismo, que “pueden ser inversiones plurianuales, que se permita la cofinanciación a través de fondos provenientes de otras administraciones públicas a modo de adelanto” del plan de desarrollo y cohesión social de Canarias, con un mínimo de 1.600 millones en diez años.

En nombre de sus compañeros presentes en la asamblea general de la Fecai, el majorero Marcial Morales valoró la asistencia de la grancanaria Inés Miranda, consejera de Política Territorial, en contraste con las “intencionadas” ausencias precedentes. “Es un paso importante y esperamos que se respete esta decisión democrática, y vinculante, adoptada por mayoría”, expuso Morales. Pendientes aún de una ratificación, las previsiones apuntan a que los cabildos comiencen a ejecutarse los proyectos, en coordinación con los ayuntamientos y el Gobierno regional, en el primer semestre de 2016, al objeto de “dinamizar la economía y la cohesión social de Canarias”. Esto es consecuencia de la cita del 30 de noviembre entre Clavijo y las directivas de la Fecai y la Fecam (municipios), a las que el presidente detalló el contenido del mencionado plan de desarrollo, con las actuaciones en cada una de las islas sobre criterios de equilibrio, cohesión social y solidaridad territorial.

Posteriormente, los cabildos reclamaron a la vicepresidenta, Patricia Hernández, que el 10% del IGTE se dedicara a infraestructuras sociosanitarias y al despliegue de la ley de dependencia. Hernández mostró su disposición a estudiarlo.

Más adelante, todos los municipios de Gran Canaria menos Firgas (CC) y el Cabildo ratificaron su rechazo a que se aplique una fórmula diferente a la de la distribución de los recursos del REF. Entonces, el presidente de la corporación insular, Antonio Morales (NC), cuantificó la diferencia en 13 millones de euros: 40 en vez de 53.

Modificación parcial del planeamiento

Los presidentes de seis cabildos y la consejera grancanaria Inés Miranda se frotaban las manos de alegría y se restregaban los ojos en un gesto de incredulidad por lo que les estaba contando la responsable autonómica de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, Nieves Lady Barreto, sobre la elaboración de la nueva ley del territorio. “Ha sido mucha la desazón por la maraña administrativa”, resaltó Marcial Morales en rueda de prensa. De ahí que consideren que “las cosas caminan en la buena dirección”. El aspecto más llamativo es que en la fase previa del borrador ya se recoge que los planes de ordenamiento locales o insulares podrán modificarse parcialmente ante un “problema concreto”, sin la obligación de echar abajo toda la estructura para acometer una reforma. “Se trata de simplificar y no complicar las cuestiones”, se felicitó Morales.