sociedad

CaixaBank y CajaCanarias destinan 800.000 euros a proyectos sociales

Representantes de los colectivos galardonados con la ayuda estuvieron presentes ayer en la sede de Presidencia en la capital tinerfeña. | DA
Representantes de los colectivos galardonados con la ayuda estuvieron presentes ayer en la sede de Presidencia en la capital tinerfeña. | DA

El director territorial de CaixaBank en Canarias, Juan Ramón Fuertes; el presidente de la Fundación CajaCanarias, Alberto Delgado, y la vicepresidenta y consejera de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias, Patricia Hernández, presentaron ayer en la sede de Presidencia en Santa Cruz de Tenerife la resolución de la convocatoria Canarias-2015. En total, 39 entidades sociales de las Islas recibirán 811.690 euros dirigidos al desarrollo de los proyectos seleccionados, a través de los cuales, más de 11.600 personas en situación de vulnerabilidad social y personas con discapacidad o con algún tipo de enfermedad tendrán oportunidades de mejorar personal y socialmente. En la provincia de Santa Cruz de Tenerife han sido seleccionadas 25 entidades, que recibirán un total de 531.540 euros, y que dirigirán sus proyectos a más de 5.800 personas de la provincia que se encuentran en distintas situaciones difíciles. La convocatoria Canarias-2015 tiene el objetivo de colaborar con entidades sociales no lucrativas que dedican sus esfuerzos a llevar a cabo proyectos en el Archipiélago, que dan respuesta a los retos sociales con mayor incidencia en la actualidad.

Los 39 proyectos seleccionados en esta convocatoria han respondido al objetivo correspondiente según el ámbito de actuación en el que se han inscrito. De forma prioritaria, se han valorado los proyectos que dan respuesta a alguna de las líneas prioritarias especificadas en cada ámbito. Dentro de esta tipología se han seleccionado 13 proyectos destinados a personas con discapacidad física, seguidamente de personas con alzhéimer y afectadas por otras patologías. Las acciones son, principalmente, terapias no farmacológicas, trabajo de habilidades sociales y actividades de la vida diaria y sensibilización social.

De igual modo, son 13 los proyectos seleccionados que contemplan distintos itinerarios personalizados de inserción sociolaboral, tanto para personas con discapacidad como para personas en situación de pobreza. Se trabajarán habilidades prelaborales, formaciones específicas y prácticas laborales. Se estima la participación de cerca de 250 empresas canarias en este ámbito.

Siguen esta línea de actuación siete proyectos que atenderán perfiles y situaciones diferenciadas: intervención integral a mujeres en situación de prostitución, comedores infantiles y escuelas de padres, atención a personas sin techo e inclusión social de transexuales jóvenes.

Mientras, tres proyectos se centrarán, por un lado en la superación de la violencia de género, incluyendo sensibilización, voluntariado y empoderamiento de las mujeres que la han sufrido. Por otro lado, las iniciativas contemplan la prevención de tecno-adicciones en jóvenes y la gestión de trastornos de la conducta alimentaria con intervenciones que incluyen a la familia.

Y tres proyectos más se centrarán en ofrecer intervenciones integrales con jóvenes extutelados y pisos temporales para fomentar la autonomía de personas con discapacidad física.

De las más de 11.600 personas de Canarias que participarán en los proyectos, cerca de 5.000 son personas con discapacidad, situación de dependencia o con alguna enfermedad; más de 3.000 están en situación de vulnerabilidad; y más de 2.000 son jóvenes en edad escolar.

Acompañamiento, intervención y atención
Se calcula que los 39 proyectos escogidos en esta convocatoria Canarias-2015 invertirán un total de 89.000 horas de acompañamiento e intervención, 38.000 horas de atención a los familiares y 22.000 horas de formación. Igualmente, se dedicarán cerca de 130.000 horas a los beneficiarios por parte de 156 profesionales y 379 voluntarios de las distintas ONG. De las más de 11.600 personas de distintos municipios e islas del Archipiélago que participarán en los proyectos, cerca de 5.000 son personas con discapacidad, situación de dependencia o con alguna enfermedad; más de 3.000 son personas en situación de vulnerabilidad social; más de 2.000 son jóvenes o menores en contexto escolar; por ende, cerca de 1.000 son familiares de participantes del proyecto y más de 100 son personas que no se encuentran en riesgo de exclusión social.