SANIDAD

Canarias tendrá su propio centro de detección de casos de ébola

El Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública tiene su sede en La Laguna. / DA
El Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública tiene su sede en La Laguna. / DA

España está actualmente libre de la enfermedad por el virus ébola, que desde diciembre de 2013 y hasta la fecha afecta a tres países de África Occidental: Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry. Aunque con una probabilidad muy baja, el virus puede introducirse en nuestro país por la repatriación de cooperantes infectados que participan en las actividades de respuesta y control de la epidemia en los países afectados o por la entrada de viajeros infectados procedentes de dichos países. En este contexto y ante la eventual introducción de la enfermedad en España, el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas desarrollaron un protocolo de actuación frente a casos sospechosos de padecer la enfermedad, un acuerdo en el que participó Canarias que se firmó en enero de este año.

Dicho protocolo, que fue informado favorablemente por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, especifica que los análisis de laboratorio necesarios para el diagnóstico de la enfermedad por virus ébola se realizarán en el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III.

Sin embargo, y ante la complejidad de trasladar muestras de este tipo, el Ministerio ha propuesto que las muestras de pacientes sospechosos o confirmados de infección por el virus ébola identificados en el Archipiélago se procesen en el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de La Laguna, que cuenta con un laboratorio de bioseguridad de nivel 3. Dicho acuerdo se suscribió recientemente en Las Palmas de Gran Canaria entre representantes del propio Ministerio, la Consejería y el Instituto Carlos III, y ayer se publicó en el BOC.

En el citado convenio se establece igualmente que el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III dará las recomendaciones técnicas y formará a los profesionales del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública en las técnicas y procesos de inactivación de muestras de pacientes sospechosos o confirmados de infección por el virus ébola, así como en la realización de técnicas de identificación molecular del mismo.

La Consejería de Sanidad y el centro investigador que dirige Basilio Valladares, por ende, establecerán un sistema de atención continuada que garantizará la capacidad de respuesta de laboratorio inmediata ante casos sospechosos o confirmados de infección por el ébola, las 24 horas del día los 365 días del año. Así, en cualquier momento se podrá actuar en cualquier punto de las Islas, ya que además uno de los hospitales designados para el tratamiento de casos confirmados de ébola en España es el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (HUNSC).

Como ha venido publicando este periódico, en esta misma línea el Servicio de Urgencias Canario (SUC) ha formado en el último año a cerca de 700 profesionales, la mayoría de ellos sanitarios, en bioseguridad para actuar contra posibles casos de afectados por esta enfermedad. El SUC ha impartido esta formación a personal especializado en urgencias y emergencias en casi un centenar de cursos celebrados en diferentes puntos del Archipiélago. Los profesionales que reciben esta formación amplían sus conocimientos sobre la forma de intervenir ante enfermedades infectocontagiosas en general, y sobre el ébola en particular. El convenio entre el Ministerio y la Consejería se extiende durante un año, aunque se prorrogará por periodos idénticos sucesivos mientras esté activa la alerta declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).


La ventaja de ser “autosuficientes”

El director del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública, el doctor Basilio Valladares, se mostró muy satisfecho con el acuerdo suscrito entre el Ministerio y la Consejería de Sanidad, ya que en su opinión supone un “reconocimiento al trabajo que estamos haciendo”. Para Valladares, este convenio también permite al Archipiélago ser “autosuficiente” en lo que se refiere a la toma de muestras y manejo de análisis de pacientes sospechosos, lo que además agiliza el proceso ante la aparición de posibles casos en las Islas. “Teniendo en cuenta nuestra situación geográfica y el hecho de que Canarias es una región con un elevado número de personas en tránsito, creo que es muy positivo que podamos hacernos cargo de nuestras propias muestras y atender a nuestros pacientes”, concluye.