cultura

El Círculo de Bellas Artes rinde homenaje al escritor Luis Alemany

Luis Alemany y Dulce Xerach, ayer, en el Círculo de Bellas Artes de Tenerife. / FRAN PALLERO
Luis Alemany y Dulce Xerach, ayer, en el Círculo de Bellas Artes de Tenerife. / FRAN PALLERO

El Círculo de Bellas Artes entrega hoy a Luis Alemany su máxima distinción anual. Un reconocimiento simbólico a uno de los personajes más singulares de las letras canarias. El acto tendrá lugar en la sede la de la institución cultural de la capitalina calle del Castillo, a partir de las 20.00 horas, con la asistencia del protagonista.

Nacido en Barcelona en 1944, aunque residente en la Isla desde muy pequeño, Alemany, Premio Canarias de Literatura en 2012, siempre mantuvo una estrecho vínculo con el Circulo. Incluso fue su presidente durante una corta etapa de tiempo. A partir de ahora, será uno de sus socios ilustres. “Siempre tuve una relación de amor y odio con esta casa”, dijo ayer.

El premio se lo entregará esta noche Dulce Xerach, escritora y presidenta del Círculo de Bellas Artes, que este curso está celebrando su noventa aniversario. La ceremonia irá acompañada del tradicional acto de bienvenida a los nuevos socios de la institución. También habrá una pequeña representación de los Puercos de Circe, una de las obras teatrales más significativas de Alemany, a cargo de alumnos de la Escuela de Actores.

No solo ejerció como un brillante dramaturgo. Como cuentista Alemany firmó varias obras significativas, como El indulto, Oscura relación, Beneficio de inventario y Conjugación irregular. También se aventuró con éxito como articulista de prensa. Hoy, a sus 71 años, es objeto del mayor reconocimiento por parte de la “principal institución cultural privada de la Isla junto al Ateneo de La Laguna”, señaló. Por ello, celebró: “Es muy importante recibir este premio. “Aquí culminé los ensayos del primer espectáculo teatral que dirigí, Tres sombreros de copa. La sala de actos aún estaba construyéndose. Años después llevé a cabo una de mis primeras intervenciones en público, leyendo el cuento El indulto. También fue aquí donde pronuncié conferencias y participé en múltiples intervenciones. Ahora recibo la reciprocidad de ese largo vínculo”, manifestó el escritor, que apuntó que lo que más valora de este reconocimiento es que no es por una obra determinada, sino al conjunto, “a mi persona”.