superconfidencial

No crean que España va a cambiar gran cosa

1. No crean que España va a cambiar gran cosa. Seguiremos recibiendo las cartas negras de Hacienda, nos seguirán mamando el 20% de los premios de la lotería, los ministros continuarán mintiendo, nos seguirán tratando a la patada en la Seguridad Social, los funcionarios volverán a la compra en horas laborales. Lo de este país es estructural, podrán cambiar las personas pero las situaciones seguirán siendo las mismas. Cuando estos que lleguen nuevos comiencen a tener problemas con la justicia no les interesará cambiarla, ni volverla más rápida, todas esas son promesas electorales, que luego no se cumplen. Todavía no sabemos quiénes van a gobernar, a estas alturas, pero no se preocupen, en España todo seguirá igual, nada es inmutable. Mañana mismo comenzará el lío catalán, aprovechando un Gobierno en funciones y, por tanto, débil, que aquí nos conocemos todos. Han estado calladitos por pura estrategia, pero hasta hoy mismo llegaron.

2. No cambiará nada para que todo siga igual y si cambia será a peor, porque la fauna que puede entrar ahí pone los pelos de punta. No sabemos lo que ocurrirá en este próximo mes, en el que puede pasar de todo, en unos momentos tan convulsos para el mundo. ¿Qué se puede esperar de un tipo que insulta al presidente ante nueve millones de españoles? ¿Qué va a hacer un comunista de coleta en estos tiempos en los que el comunismo es el hazmerreír de la historia? ¿Qué he de esperar de un niñato sin partido, sin estructura, que se ha pasado el tiempo robando el voto joven a la derecha, en vez de pactar con ella? Yo, poco. Pero yo soy mayor, a mí lo que ocurra en este país me da lo mismo; me quedan cuatro telediarios

3. Desde ayer, los españoles tienen lo que se merecen. Ni más, ni menos. Tanto los que fuimos a votar como los que no fueron han elegido su destino y para mí que la han cagado desde que se han cargado el bipartidismo. Ustedes sabrán. Yo voté al PP, que aunque me ha crujido a impuestos y me ha jodido la vida, y ha sido corrupto, y algunos de ellos han mamado lo que no está en los escritos, tengo la esperanza de que siga escapando a este país, tendente siempre al caos. Ustedes no sé y, la verdad, no me interesa tampoco. Que cada palo aguante su vela.