CANDELARIA

Dan dos meses más para el proyecto final de la piscina

Al menos antes de tres meses no comenzará la construcción de la piscina municipal cubierta de Candelaria, pese a que antes de las elecciones municipales (24 de mayo) ya se colocó el cartel anunciador de las obras en el terreno anexo al pabellón del CEIP Punta Larga, en el inicio de la rambla de Los Menceyes.

Y no se empezará el movimiento de tierras antes de esa fecha porque el grupo de gobierno del Ayuntamiento de Candelaria ha tenido que atender antes el recurso de la empresa Syocsa Inarsa, perdedora en el concurso de adjudicación, que finalmente ha sido desestimado, aunque la Oficina Técnica le ha dado a la que salió adjudicataria, UTE Centro Deportivo, dos meses de plazo para que redacte el proyecto definitivo, “ciñéndose al pliego de prescripciones”, comenta el concejal de Urbanismo, Fernando Alduán, quien señala que “hasta ahora lo único que estaba aprobado era el anteproyecto que ganó el concurso público”.

En el proyecto definitivo, la UTE Centro Deportivo Candelaria tiene que definir los espacios de la instalación deportiva con usos complementarios, “atendiendo al Plan General de Ordenación”, sin que los metros cuadrados comerciales superen a los deportivos, algo que recogía el recurso de Syocsa y que desmentía la UTE Candelaria, que se atenía a los usos complementarios que recoge el PGO dentro del apartado de suelo dotacional.

La desestimación de este recurso será llevada hoy al último pleno del año y a partir de ahí comenzará el período de dos meses dado a la empresa adjudicataria de la construcción y gestión de la piscina. Transcurridos esos dos meses, el proyecto definitivo será evaluado por la Oficina Técnica y volverá al Pleno para su aprobación definitiva, y desde ahí podrán iniciarse las obras, que tienen un plazo previsto de ejecución de 16 meses.

Siete millones de euros

El anteproyecto ganador del concurso se desarrollará en cinco niveles, con un espacio para aparcamientos, un local comercial relacionado al centro deportivo, la sala principal, donde estará la piscina con tres vasos principales, y una última planta del edificio donde se ubicaría el gimnasio, restaurante con terraza y cinco salas para otras actividades. Todo con un presupuesto de 7.160.000 euros.

La piscina cubierta de Candelaria tiene previsto construirse en un terreno municipal de 5.000 metros cuadrados situado en la rambla de Los Menceyes, que hoy se usa como aparcamiento público provisional, en una zona muy transitada.