política

La dimisión de una consejera del PP agrava la crisis en el consejo de RTVC

Consejo de la RTVC, tras su nombramiento. / da
Consejo de la RTVC, tras su nombramiento. / da

La dimisión en la tarde de ayer de María José Bravo de Laguna, representante del Partido Popular en el Consejo Rector de Radiotelevision Canaria, agrava la crisis que afecta desde hace meses al nuevo órgano de gestión de la Televisión Pública de Canarias. La consejera popular sorprendió al resto de representantes del Consejo Rector al poner sobre la mesa su renuncia al inicio de la reunión que ayer se celebró por videoconferencia entre las dos capitales. Bravo de Laguna responsabilizó al actual presidente de Radiotelevisión Canaria, Santiago Negrín, de la parálisis que sufre actualmente la Televisión Canaria y manifestó, antes de abandonar el Consejo, que aceptó el reto de formar parte del nuevo equipo rector para cambiar las cosas, “y no para ser partícipe del caos al que Negrín está llevando a la cadena pública”.

La consejera del Partido Socialista, María Lorenzo, lamentó la dimisión de la representante popular, insistiendo en que a su juicio “quien tiene que dimitir con carácter inmediato es Santiago Negrín”. Tras la salida de Bravo de Laguna, el consejo queda conformado por cuatro representantes: por Coalición Canaria, el propio Negrín y Marian Álvarez, que también ha cuestionado en ocasiones y abiertamente gran parte de las propuestas del presidente; por el PSOE, María Lorenzo; y por el PP, Alberto Padrón.

Fuentes del Partido Popular consultadas por DIARIO DE AVISOS expresaron su preocupación por la “trayectoria a la deriva que lleva la Televisión Pública de Canarias en los últimos seis meses”. Dichas fuentes se pronunciaron categóricamente en relación con la designación de un nuevo consejero o consejera por el Parlamento de Canarias: “Si el Partido Popular pierde un representante debido a la nueva configuración de la Cámara Regional, lo procedente es un acuerdo entre todas las fuerzas políticas parlamentarias para renovar al completo el Consejo Rector”.

DESAUTORIZACIÓN
El Consejo Rector dio ayer tarde un varapalo a las contrataciones estrella de Santiago Negrín en los últimos meses, encargadas a una productora en la que se encuentra en excedencia laboral y participada por el grupo de comunicación para el que ha trabajado en los últimos años antes de acceder al cargo. En este sentido, los consejeros aprobaron la cancelación inmediata de los programas Sin lugar a dudas y Todo lucha, producidos por Mediareport, empresa que preside el empresario turístico Enrique Hernandis, que ni siquiera se han aproximado a la media de audiencia de la cadena. Se mantienen en la parrilla de la Televisión Autonómica solo los programas heredados de la anterior etapa: En Clave de Ja, Parranda Canaria, Abriendo Puertas, Noche de Taifas, Noveleros y Directo a las Siete.

Tanto la situación de descontrol en el seno del Consejo, como la desconfianza hacia su presidente, auguran que, tal y como ya se insinúa desde el PP, el futuro del órgano de gestión de la RTVC pasa por su disolución y elección de nuevo de sus integrantes.