la laguna

Los ediles del PSOE dimitirán si CC mantiene el cese a Javier Abreu

José Alberto Díaz (i) y Javier Abreu, en un pleno reciente de la Corporación Municipal. / SERGIO MÉNDEZ
José Alberto Díaz (i) y Javier Abreu, en un pleno reciente de la Corporación Municipal. / SERGIO MÉNDEZ

La Ejecutiva Local del PSOE de La Laguna amenazó ayer, a través de un comunicado, con la dimisión de todos los concejales del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento, donde gobiernan en pacto junto con CC, si el alcalde, José Alberto Díaz, no revoca el cese del primer teniente de alcalde, Javier Abreu, como concejal de Aguas y consejero delegado de Teidagua. Los socialistas dan de plazo a CC hasta las 12.00 horas de hoy para revocar el acuerdo y de no ser así, amenazan con pasar a la oposición en el Consistorio “para no ser cómplices de la inestabilidad en el Gobierno de La Laguna”, manifestaron.

El alcalde ostenta la presidencia de Teidagua por razón de su cargo, y ayer tomó la decisión de asumir también la gestión de la Concejalía de Aguas, en manos de Javier Abreu desde inicios del anterior mandato. Según se explicó desde el Ayuntamiento, José Alberto Díaz adoptó esta decisión debido a que “considera que se trata de un ámbito estratégico dentro de la acción política de gobierno, por lo que ha decidido que sea la Alcaldía el área que lleve la gestión directa para lograr la unificación de las responsabilidades y simplificar la dualidad en la gestión, con el objetivo último de lograr una mayor coordinación en las acciones que tengan que ver con esta materia”. El alcalde destacó, además, “la valía de los excelentes profesionales que prestan su labor en la empresa” como clave para el desarrollo de proyectos y afrontar importantes retos de futuro.

Pero el alcalde no solo ha asumido el área de Aguas, sino que también ha recuperado la gestión del Parque Rural de Anaga, en la parte que corresponde al municipio, que inicialmente era responsabilidad de Alcaldía pero que cedió a Javier Abreu y ahora vuelve a recuperar, según informaron desde el Ayuntamiento.

Por su parte, en declaraciones a Efe, Javier Abreu indicó, a primera hora de la tarde, que se había enterado de la noticia por la prensa y afirmó que “el alcalde no me ha explicado nada, cuando me lo explique a lo mejor le escucharé”.

Desde la Ejecutiva Local del PSOE respondieron, a última hora de la tarde, que esta decisión “unilateral” del alcalde supone un “incumplimiento grave del pacto de gobierno en el Ayuntamiento de La Laguna y genera un clima de inestabilidad que perjudica a la gestión municipal, en un momento en el que se debaten los presupuestos y otros temas de gran relevancia para el municipio”.
En base a ello, los cinco ediles del Grupo Municipal Socialista amenazaron con presentar su dimisión si, antes de las 12.00 horas de hoy, el alcalde no revoca su decisión.

Advertencia desde Ferraz

Sin embargo, fuentes socialistas advirtieron ayer que desde la Dirección Federal del PSOE se ha trasladado que no se va a permitir que los concejales incumplan el acuerdo con CC y que, si los ediles se suman a una moción de censura, desde Ferraz se actuará en consecuencia.
Desde la oposición destacaron ayer que estos acontecimientos evidencian la ruptura entre CC y el PSOE en el equipo de gobierno, y no descartan que vaya a influir en los pactos que ambos partidos mantienen en otras instituciones de las Islas. Con una suma de 12 concejales, nacionalistas y socialistas gobiernan actualmente en minoría en La Laguna, con 7 ediles de CC y 5 del PSOE. De pasarse los concejales socialistas a la oposición, CC se quedaría sola al frente de la gestión del municipio, lo que dificultaría aún más lograr llegar a acuerdos con el resto de partidos, que en los últimos plenos han hecho uso de la mayoría que suman en la oposición adoptando acuerdos en contra de la opinión del equipo de gobierno.

Javier Abreu ha estado al frente de Aguas desde inicios del mandato anterior, que se convirtió en una de las principales áreas de los socialistas y en la que el edil ha estado especialmente implicado con la búsqueda y perforación de pozos de agua.

Reacciones de la oposición

Santiago Pérez
Portavoz de XTF-NC

El portavoz del Grupo Municipal XTF-NC en el Ayuntamiento de La Laguna, Santiago Pérez, consideró que “CC ha roto el Gobierno” en el municipio, después de que el alcalde haya decidido, “unilateralmente”, destituir a Javier Abreu como concejal de Aguas. Pérez enfatizó que en La Laguna existe un pacto en minoría impuesto desde fuera “por intereses ajenos al sentir de los laguneros, lo que se viene demostrando en los plenos y, para más inri, el alcalde, unilateralmente, rompe el Gobierno”.

Rubens Ascanio
Portavoz de Unid@s se puede

El portavoz del Grupo Municipal de Unid@s se puede, Rubens Ascanio, consideró que la decisión del alcalde “ha agudizado la ruptura y la crisis constante” que existía en el pacto CC-PSOE en La Laguna desde julio. “Es un paso más que evidencia la extrema debilidad de un acuerdo impuesto”, enfatizó. “No descartamos que haya tenido mucho que ver en la decisión la posición de Ana Oramas y Fernando Clavijo, padrinos necesarios para una acción de este nivel en el tercer municipio más poblado de Canarias”.

Teresa Berástegui
Portavoz de Ciudadanos

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Teresa Berástegui, afirmó ayer que la decisión del alcalde es una “reacción impulsiva” que “es probable que le pase factura la semana que viene”. Sostuvo, además, que el cese de Javier Abreu es una “represalia” contra el socialista y señaló que, a su juicio, la reacción del grupo municipal del PSOE es “coherente”. “La postura del alcalde no es lógica, uno tiene como mínimo que sentarse con su socio de gobierno y anunciarle las decisiones que tome”, añadió.

Antonio Alarcó
Portavoz del PP

El portavoz del Grupo Municipal del PP en el Consistorio, Antonio Alarcó, indicó que si con la decisión de cesar a Javier Abreu al frente del área de Aguas el alcalde pretendía lograr mayor coordinación, como dijo en el comunicado que emitió, “ha conseguido el efecto contrario y más inestabilidad” en el equipo de gobierno. Antonio Alarcó denunció que en La Laguna “hay mucho ruido detrás que impide que se gestione adecuadamente”, e insistió en que “los pactos en cascada son absolutamente absurdos”.