superconfidencial

No es país para inocentadas

1. En la década de 1940, Oliver Lyttelton, primer vizconde de Changos (1893-1972), era parlamentario conservador (lo fue de 1940 a 1954) y secretario de Estado de las Colonias entre 1951 y 1954. Lyttelton se oponía a una importante acción militar porque se tardaría dos meses en prepararla. Sir Winston Churchill estaba furioso, pero los otros ministros del Gabinete apoyaban a Lyttelton. Churchill dijo entonces: “En definitiva, adoptamos por unanimidad la sugerencia idiota del ministro de Producción”. Esto está copiado del libro El ingenio de Churchill (Plataforma Editorial) y lo traslado al Comité Federal socialista de hoy, lunes. Es de esperar que no ocurra que alguno de los ilustres barones del PSOE se tenga que levantar y decir: “En consecuencia, aprobamos por unanimidad la sugerencia idiota de Pedro Sánchez”. Sería terrible que a este hermano lego de la política socialista se le concedieran poderes para pactar a su antojo, incluso con los del moño, el comunismo rancio, en contra de los intereses del país y del propio PSOE.

2. Cuando escribo no sé si el Comité Federal socialista se ha celebrado, ni siquiera si nos ha dedicado una inocentada en un día tan oportuno para ello: el 28 de diciembre. Sánchez, y lo advierto, es un peligro público que nos puede montar un pollo de proporciones terribles. Le importa un pito el PSOE, le importa un pito España, sólo quiere ser presidente por un día, como aquellas reinas de la televisión en blanco y negro, a las que les entregaban una diadema y les concedían un deseo. Un pacto con el comunismo libertario de Podemos es un pacto con el diablo; eso lo sabe Sánchez, pero su obcecación es terrible.

3. Este chiquito es la prolongación del zapaterismo, que fue una época de dilapidación de la economía y de idiotización de la política. Atajen a Sánchez o es capaz de terminar con su partido. Consejo de Churchill: “Intentar mantener buenas relaciones con un comunista es como cortejar a un cocodrilo. No sabes si hacerle cosquillas bajo la barbilla o darle un golpe en la cabeza. Cuando abre la boca no puedes decir si está intentando sonreír o se prepara para devorarte”. Es gratis el recordatorio.

achaves@radioranilla.com