García Ramos: “El nacionalismo canario puede desaparecer”

El presidente del Partido Nacionalista Canario (PNC) y diputado autonómico, Juan Manuel García Ramos, advierte de que el nacionalismo canario puede “desaparecer” si no logra conectar con los jóvenes con edades comprendidas entre 18 y 35 años.

En declaraciones a Europa Press, señala que se viven “tiempos difíciles” para los nacionalismos que no han definido “claramente” su ideología, según los resultados de las elecciones generales celebradas el pasado 20 de diciembre, dado que el PNV ha subido, los catalanes “han mantenido el tipo” y en Galicia, A Nova, tras un pacto con Podemos, logró seis diputados. En el caso concreto de la alianza CC-PNC, señala que ha “resistido” en un contexto “muy difícil” en el que Ana Oramas ha hecho “una gran campaña” que ha permitido “salvar los muebles”, con la obtención de un acta de diputado, si bien cree que el resultado “obliga” a definir “mucho mejor” qué nacionalismo se quiere en el Archipiélago ante la estructura que se configura en el Estado con cuatro grandes fuerzas políticas -PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos-.

Atraer a los jóvenes

En ese sentido, comenta que la juventud “se ha alejado” del proyecto nacionalista para “votar otras cosas”, y se pregunta por qué no se logra “ofrecer alternativas ni objetivos políticos” que atraigan a la juventud. “Es muy preocupante que nos replanteemos todo con mucha necesidad y mucha ambición, si no, vamos a desaparecer”, apunta. Según García Ramos, hay un voto “fidelizado” entre capas más veteranas de la sociedad, pero los jóvenes no están identificados con sus propuestas sobre la defensa del territorio y la cultura. “Lo que estamos ofreciendo no está teniendo respuesta por parte del electorado”, indica. Sobre la unión nacionalista, asegura que sigue siendo “optimista”, y considera que hay una nueva oportunidad si finalmente Pedro Quevedo (NC) pasa al Grupo Mixto para defender posiciones nacionalistas.

“No descanso en crear la atmósfera para la unidad nacionalista, hay que seguir hablando, el PNC tiene un mandato congresual en ese sentido e intentaremos seguir estableciendo las condiciones necesarias”, destaca.

Por ello, sostiene que NC y ANC tienen que hacer una “profunda reflexión” ya que “no hay otra salida” que la unidad nacionalista. “Hay que aparcar protagonismos personales y propiciar un ambiente de concordia y entendimiento”, apunta.