sanidad

El HUC inicia la primera fase de la ampliación de sus Urgencias

La primera fase de las obras se inició la pasada semana y se prolongará durante un mes. | ANDRÉS GUTIÉRREZ
La primera fase de las obras se inició la pasada semana y se prolongará durante un mes. | ANDRÉS GUTIÉRREZ

Una de las necesidades más acuciantes de la sanidad tinerfeña, empieza a tener visos de solución. Después de años de colapsos y controversias, la pasada semana arrancaba la primera fase de la reforma y ampliación del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Canarias (HUC), una actuación que debe aliviar la compleja situación que viven profesionales y pacientes. Según explicaron al DIARIO fuentes del hospital, se trata de una primera obra que implica la creación de cinco nuevas camas de aislamiento, en una de las zonas de Observación con las que cuenta este servicio. Estas camas estarán destinadas, fundamentalmente, a pacientes con gripe, enfermos inmunodeprimidos y aquellos que requieren de cuidados al final de su vida.

Esta misma fase comprende además la mejora de las 20 camas nuevas que ya estaban funcionando en esta zona de Observación, que serán conectadas con las redes centrales de oxígeno y vacío, reforzando igualmente el circuito de toma de corriente y la intimidad de los usuarios. En total, el Servicio de Urgencias contará en los próximos meses con 25 camas que mejorarán su nivel de cuidados y asistencia sanitaria. Las mismas fuentes hospitalarias subrayaron que “las obras se están ejecutando por fases, desplazando puntualmente a los pacientes a otras áreas de Urgencias, con el fin de disminuir el impacto en el normal funcionamiento del servicio”. El presupuesto de esta primera obra es de 53.440 euros, y el plazo de ejecución será aproximadamente de un mes.

Una vez finalizada esta actuación se iniciará una segunda fase, que consistirá en la creación de otras 23 nuevas camas (20 con sistemas de monitorización y tres para aislamiento), así como áreas de control y trabajo de enfermería, despachos médicos, aseos asistidos, almacenes y áreas de descanso. Estas nuevas instalaciones ocuparán una superficie anexa a Urgencias, donde antes se encontraban parte de las Consultas Externas, una vez que estas se han desalojado tras el regreso del centro de salud de La Cuesta a su edificio .

El Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Canarias atiende más de 76.000 pacientes al año, sobre todo personas con enfermedades respiratorias, cardiovasculares, infecciosas, traumatológicas y pacientes neurológicos y críticos. La mayor parte de ellos son ancianos con enfermedades asociadas, procesos crónicos agudos y situaciones clínicas complejas.

Las actuaciones tratan de minimizar el impacto en el servicio. | A. G.
Las actuaciones tratan de minimizar el impacto en el servicio. | A. G.
Espacios más cómodos y funcionales
Para el nuevo gerente del Hospital Universitario de Canarias (HUC), el doctor Eduardo de Bonis, la obra que se está realizando en Urgencias mejorará “sustancialmente” la intimidad y comodidad de los pacientes y familiares, así como el trabajo que realizan los profesionales. Además, “se pasa de contar con un cubículo de aislamiento a seis, lo que supone ganar en espacio y, fundamentalmente, en dar una atención de calidad a aquellos pacientes que requieren de un aislamiento por las causas que sean”, agregó De Bonis.

“Cuando se produce un pico asistencial, no cabe más gente en el Servicio de Urgencias”. Así de contundente se mostraba en una de sus últimas manifestaciones el exgerente del HUC, Ignacio López Puech, quien explicaba que nunca se ha tratado de un problema derivado de la falta de personal, sino “estructural”, que hace que sea muy difícil hacer reformas en la instalación, ya que se trata de un centro hospitalario que tiene casi 48 años. Seis meses después de esas declaraciones, por fin ha empezado la ansiada reforma integral del servicio.