SUCESOS

Interrogan durante horas a tres empresarios por el crimen del Sur

CRIMEN SUR TENERIFE SAN MIGUEL
Este crimen ha causado gran conmoción en la Isla. / R. M. (VIVA LA RADIO)

Tres empresarios fueron interrogados durante todo el día de ayer por especialistas del Cuerpo Nacional de Policía en relación con la violenta muerte de Raimundo Toledo, otro hombre de negocios que fue secuestrado el pasado martes por la tarde en Santa Cruz de Tenerife y cuyo cadáver fue hallado esa misma noche en el maletero de un vehículo al que prendieron fuego y despeñaron por el Mirador de La Centinela, en San Miguel.

Fuentes cercanas al caso desvelaron ayer a este periódico que, si bien no se ha descartado aún hipótesis alguna, la investigación ha dado un importante giro desde el ámbito personal de la víctima a su actividad empresarial, especialmente sobre sus últimas inversiones aunque también se indaga entre algunos antiguos socios del ahora fallecido.

A ello obedece los llamativos interrogatorios efectuados a tres empresarios durante todo el día ayer y que tuvieron lugar en dependencias del Cuerpo Nacional de Policía ubicadas en la capital tinerfeña.

Extensos e intensos

Al cierre de esta edición no consta si, como consecuencia de la práctica de estos extensos e intensos interrogatorios, se ha practicado detención alguna, un extremo que las fuentes aludidas no descartaban. El asesinato de Raimundo Toledo ha causado gran conmoción en toda la Isla y especialmente en la zona de El Médano, donde poseía la gasolinera ubicada cerca del cruce de la vía que conduce desde la TF-5 a la bella localidad turística.

Esta vinculación con el mundo del combustible le llevó a presidir hasta el pasado mes de julio la empresa Petroleras de Canarias (anteriormente Tenerife de Gasolineras, TGas), de la que aún era consejero.

La víctima, que curiosamente es tío del actor y activista Willy Toledo, también poseía una empresa de servicios y tenía igualmente una empresa de viña, si bien se desconoce en qué sector había realizado esas últimas inversiones que ahora tanto se analizan en la investigación en curso.

Alerta general

Toledo fue secuestrado en una calle de la zona de Los Lavaderos, en Santa Cruz de Tenerife, bien entrada la tarde del pasado martes, un suceso que provocó una alerta para todos los cuerpos y fuerzas de seguridad que facilitó el hecho de que, cuando los efectivos de la Guardia Civil investigaban el cadáver hallado en su demarcación del Sur de la Isla, atase cabos con prontitud gracias a que el vehículo despeñado e incendiado estaba a su nombre y además se encontró un llavero identificativo junto a los mismos.

El secuestro y asesinato, obra de sicarios

El secuestro y asesinato de Raimundo Toledo, acaecido el martes pasado, fue obra de profesionales del crimen, presuntamente sicarios contratados para llevar a cabo semejante barbaridad. Así lo dan por hecho los investigadores, para lo cual se basan en las circunstancias que rodean al suceso. Entienden que acecharon a Toledo y lo capturaron en las inmediaciones de su vivienda capitalina, para luego prender fuego al vehículo en su afán de borrar todo tipo de indicios y así evitar que caiga sobre ellos el peso de la Justicia. Sin embargo, la confianza preside los trabajos de los especialistas asignados a esta investigación.