política

IUC-UP propone la eliminación del gasto público en la enseñanza privada

Izquierda Unida Canaria-Unidad Popular (IUC-UP) defenderá en las Cortes la eliminación progresiva de la enseñanza concertada en España, de forma que, con un incremento de la inversión en educación hasta llegar al 7% del Producto Interior Bruto (PIB), el sistema educativo público “se expanda” para cubrir toda la demanda, asumiendo también al profesorado que no continúe en los centros privados. Así lo anunciaron en rueda de prensa el coordinador general de IUC, Ramón Trujillo, que es concejal en la capital tinerfeña, y el cabeza de lista de IUC-UP al Congreso de los Diputados, Francisco Javier Hernández, edil en Arafo.

Trujillo explicó que en los centros educativos concertados los sueldos y las ratios son inferiores a la pública, pues, si se equipararan ambos sistemas, la enseñanza privada tendría que contratar a 26.000 docentes más. A su juicio, con el sistema de conciertos “se favorece un trato sectario, pues a la privada van los sectores sociales que tienen más oportunidades y a la pública van los que tienen menos”· “IUC mira al sistema educativo de Finlandia, que es público, y es el que obtiene los mejores resultados”, apostilló.

Por su parte, el candidato al Congreso detalló que el programa de IUC-UP también incluye la derogación de la Lomce, una escuela laica (“respetamos el libre culto fuera del ámbito escolar”, dijo), cubrir las bajas de profesores al menos a partir de 15 días, reducir el número de alumnos por aula, hacer que la Universidad no “sea un privilegio ni un negocio” que deje fuera a miles de estudiantes por no poder pagar las tasas, la creación de una red de centros públicos para la educación de 0 a 3 años, así como anular el decreto de la formación universitaria 3+2 años, con estos dos últimos como máster “porque no lo podrán pagar sino las élites”.