TENERIFE SUR

“La segunda pista del Reina Sofía no está justificada”

Sebastián Pérez
Sebastián Pérez, ingeniero aeronáutico y exdirector de Navegación Aérea en Canarias. / DA

Es una de las personas más capacitadas para opinar sobre aeropuertos. Su preparación y experiencia avalan a este ingeniero aeronáutico, ahora jubilado, que ha desempeñado cargos de gran responsabilidad, entre ellos delegado internacional de AENA, director de Navegación Aérea en Canarias y director del aeropuerto de Gran Canaria, instalación de la que, además, fue autor y director de obra del proyecto de la construcción de la segunda pista.

Sebastián Pérez González ha dirigido en los últimos cinco años el curso Gestión aeronáutica y aeroportuaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Problemas financieros han impedido mantenerlo este año, aunque confía en recuperarlo el próximo curso. “Ahora mismo no hay formación en Canarias relacionada con esta materia, y en las Islas dependemos de la aviación”, advierte. Actualmente participa en varios proyectos aeroportuarios que se desarrollan en Latinoamerica.

Con él hablamos de diversos asuntos, a partir de la polémica abierta a raíz del incidente sufrido en el Reina Sofía por un avión de Norwegian Airlines que provocó el cierre del aeródromo durante cuatro horas y el desvío de una treintena de vuelos a Los Rodeos y a otras islas: “Las configuraciones de los campos de vuelo no incluyen parámetros referidos a incidencias de este tipo, sino que se ajustan al volumen de tráfico. Lo que hace la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) es recomendar que se alcancen acuerdos con empresas locales para la provisión de material específico, por ejemplo grandes grúas que complementen el equipamiento del que disponen los aeropuertos”.

“El aeropuerto de La Palma es un despropósito; se ha tirado el dinero”

A su juicio, el bajo nivel de incidencias de este tipo -en el Reina Sofía se han registrado tres en 38 años, según la información facilitada por AENA- no justifican la construcción de una segunda pista. Tampoco, afirma, por volumen de tráfico: “Tenerife Sur registra 60.000 movimientos al año y Los Rodeos, algo más de 40.000. Ambas cifras sumadas (más de 100.000) es lo que genera el aeropuerto de Gran Canaria. Pero el movimiento de aeronaves y el tráfico anual de pasajeros no son valores determinantes, la clave está en la capacidad horaria. El Reina Sofía cuenta con una capacidad declarada de entre 35 y 37 movimientos en una hora y con 42 de capacidad teórica”.

Sebastián Pérez recuerda que hay que tener en cuenta la distancia de seguridad que deben guardar los aviones durante la maniobra de aproximación, fijada en cinco millas, aunque recuerda que ya existen aeropuertos que han acortado esa distancia hasta las tres millas, al disponer de una tecnología muy avanzada, con radares de precisión de última generación.

AEROPUERTO REINA SOFIA TENERIFE
El exdirector de Navegación Aérea en Canarias también fue crítico con la privatización del 49% de AENA desde la óptica insular. / DA

Ampliación en Lanzarote

Desde su punto de vista las inversiones que se han realizado en el Archipiélago son suficientes, salvo en Lanzarote, que dispone de una pista de vuelo de 2.400 metros, “la más pequeña de todos los aeropuertos que tienen un tráfico mayor a los dos millones de pasajeros al año. Entre los 20 aeropuertos de mayor tráfico de España, no hay uno con una pista tan reducida”. Este factor genera algunas complicaciones en el día a día que afectan sobre todo a los despegues de los vuelos de largo recorrido, al norte de Europa, sobre todo. En estos casos podrían surgir algunos problemas por la capacidad de carga de pasajeros y de combustible, lo que unido a la proximidad de la montaña de Zonzamas, exige a los pilotos un perfil de ascenso muy alto. “Es un tema serio que no tiene fácil solución porque la ampliación necesaria, en torno a 600 metros, se encuentra con profundidades marinas importantes”, advirtió.

Respecto a La Palma, Sebastián Pérez se mostró rotundo: “Han hecho una terminal gigantesca que no se corresponde con el tamaño de la pista, que sí es el adecuado. Es una incoherencia. Esa terminal jamás se llenará. Desde un punto de vista técnico es un despropósito, un desastre. No tienen demasiado sentido esos mostradores de facturación, la zona de recogida de equipajes, las puertas de embarque… Se ha tirado el dinero”.

El exdirector de Navegación Aérea en Canarias también fue crítico con la privatización del 49% de AENA desde la óptica insular. “La forma de funcionar de los aeropuertos canarios no tiene nada que ver con el resto. Una de las razones por las que AENA opera en red es mantener la cohesión territorial. Eso tiene sentido para la Península porque cuenta con Alta Velocidad y una importante red de carreteras. Aquí no. Las Islas deberían desengancharse de ese sistema conjunto y poner en valor el aspecto de cada isla. Los cabildos deberían asumir un mayor protagonismo”. También lamentó que Canarias “subvencione” aeropuertos de comunidades más poderosas económicamente, “como el País Vasco y La Rioja”.